fbpx

Puede llegar a ser muy frustrante. Llevas mucho tiempo invertido en preparar tu expediente (además de ilusión), esforzándote por reunir todos los documentos necesarios y realizar los trámites requeridos. Pero, semanas después de presentar tu solicitud, la oficina de extranjería la rechaza.

Aparentemente todas tus opciones de empezar tu nueva vida en España se terminan, pero la realidad es diferente. Pues existen 2 opciones de conseguir el resultado esperado. ¿Qué hacer entonces? ¿Qué hacer si te deniegan la residencia?

Exploramos la respuesta en este artículo. ¡No te lo pierdas!

Rechazo en tu solicitud de extranjería

 

Quieres empezar tu nueva vida en España. Has encontrado el tipo de residencia que más encaja con tu situación particular, y has revisado cuáles son todos los requisitos necesarios.

Preparas toda la documentación, y envías tu solicitud a la oficina de extranjería, ya sea a través del consulado español en tu país de origen o directamente desde España.

Tras esa presentación de expediente, pueden suceder 3 cosas distintas:

  • En primer lugar, extranjería te notifica que tu expediente ha sido aceptado, es favorable y te conceden la solicitud. Simplemente tendrás que registrar tu huella y recoger tu tarjeta de residencia física o TIE.
  • En segundo lugar, pueden requerirte el expediente ya que falta algún documento o alguno está incompleto. En este caso tendrías 10 días para subsanar con cualquier documentación restante.
  • O, por otro lado, es posible que te denieguen la solicitud: ha sido rechazada (y esto puede suceder tanto en la solicitud inicial como en la renovación). ¿Qué hacer entonces?

Cuando la administración deniega un expediente (ya sea una solicitud de residencia o de nacionalidad), tiene la obligación de especificar el motivo que ha llevado a dicho rechazo.

Así, lo primero y más importante que deberemos hacer tras una denegación de expediente es entender a fondo dicho motivo o causa.

Obviamente, si te encuentras en esta situación lo mejor siempre es hablar con un abogado especializado en derecho de extranjería para que pueda analizar tu situación y te aconseje sobre cuál es el mejor camino a seguir.

Si existiera algún motivo o supuesto que se pueda alegar para desvirtuar los motivos de denegación, se podría a interponer un recurso a la oficina de extranjería.

Es decir, realizaremos un escrito oficial conforme no estamos de acuerdo con la resolución y solicitamos una revisión de la misma.

Esta suele ser una alternativa ideal, pues en ciertas ocasiones los funcionarios de la oficina extranjería se equivoquen al procesar las solicitudes, por lo que el extranjero no pierde nada al iniciar este procedimiento.

No obstante, también encontramos la situación contraria, en la que el extranjero no se ha asesorado como es debido previo inicio de la solicitud y ha presentado un expediente incompleto; ya sea por presentar documentos caducados, incompletos o que no acreditan los requisitos de la residencia deseada.

En esos casos lo mejor es volver a iniciar una presentación desde 0 con los documentos correctos.

 

La solución si te deniegan la residencia: realizar un recurso

 

Tal y como hemos mencionado en el apartado anterior, la mejor solución si te deniegan la residencia es presentar un recurso.

Este recurso es un procedimiento que nos permite alegar que ha habido un error en la resolución para que sea revisada (y finalmente pueda ser aprobada), además de permitirnos mejorar el expediente con nuevos documentos que verifiquen nuestra postura.

Entre las ventajas de realizar un recurso no únicamente destaca la probabilidad de que nos aprueben el expediente.

Además, también permite al extranjero quedarse en España en situación irregular durante el tiempo que dure la tramitación del recurso (es decir, no te pueden expulsar del país durante este plazo).

Por lo tanto, el recurso es una vía muy ventajosa en todos los sentidos, especialmente partiendo de la base que el extranjero ya tiene un rechazo y debe hacer cuanto esté en su mano para remediarlo.

En ese sentido, tienes derecho a realizar dos tipos de recursos según la vía que adoptes:

 

Recurso de alzada (vía administrativa)

 

Lo más habitual cuando nos deniegan la residencia es realizar un recurso de alzada ante el propio órgano que rechazó la solicitud: la oficina de extranjería.

Básicamente con este recurso la oficina revisará de nuevo tu expediente conjuntamente con cualquier documento que añadas con la finalidad de reafirmar tu posición, por lo que es una gran oportunidad para lograr finalmente la resolución positiva.

En ese sentido, según el motivo de rechazo aportarás un documento u otro en base a la prueba que haga falta para recurrir de manera adecuada.

En este caso tendremos un plazo de un mes desde el día siguiente a la recepción de la notificación de rechazo del expediente para interponer este recurso; y la oficina de extranjería tendrá por ley 3 meses como máximo para emitir una respuesta.

Es fundamental respetar estos tiempos, pues si dejamos pasar un día más perderíamos por completo nuestra oportunidad de que nos aprueben la solicitud.

 

Recurso administrativo (vía judicial)

 

Por otro lado, si te deniegan el recurso de alzada no todo está perdido.

Podrías entonces presentar un recurso contencioso administrativo por la vía judicial al juzgado contencioso administrativo de la propician en la que de encuentres.

Aquí el plazo máximo de presentación es de 2 meses tras recibir la notificación de rechazo del expediente de extranjería o tras conocer la desestimación del recurso de alzada.

En este caso deberás formalizar el proceso conjuntamente con un abogado y procurador.

 

Consejo fundamental para recurrir a la denegación de tu solicitud de extranjería

 

Como ves, que te denieguen la residencia no es tan negativo como parece.

En muchas ocasiones se produce por error, y lo más positivo es que tiene solución: la interposición de un recurso que te permitirá finalmente lograr la residencia en territorio español.

No obstante, debes tener mucho cuidado con este procedimiento.

Pues el recurso es tu última oportunidad para conseguir tu estatus legal. Si este el recurso falla y es desestimado, entonces no habrá ninguna opción extra y finalmente perderás el derecho a conseguir tu permiso de residencia en el país.

Es por eso que es clave y fundamental tener en cuenta que el recurso debe estar debidamente redactado, incluyendo todas las secciones necesarias, remarcando correctamente los errores que hemos detectado en el rechazo de la solicitud y demostrando de manera efectiva que cumplimos con todos los requisitos.

En definitiva, no se trata de un procedimiento que debas hacer por tu propia cuenta si quieres eliminar el riesgo a que sea inefectivo.

Lo ideal es que contactes con un equipo de abogados experto que te pueda asesorar que prepare por ti el recurso, asegurándose de que haces todo lo necesario para que tu expediente consiga finalmente y de manera definitiva luz verde.

En Balcells Group estaremos encantados de escuchar tu situación y guiarte paso a paso en este proceso. Rellena el siguiente formulario, explícanos tu situación y deja que uno de nuestros abogados se ponga en contacto en cuanto antes:

     

     

    0/5 (0 Reviews)
    Share via
    Copy link
    Powered by Social Snap