¿Te estás planteando empezar a vivir en España para traabajar? Entonces este artículo te ayudará. Porque no hay nada peor que pagar impuestos. Pero afortunadamente para todos los extranjeros, el sistema fiscal español crea grandes oportunidades para ahorrar algo dinero. Y eso es lo que vamos a explicar a lo largo de este artículo: un régimen fiscal especial que puede ayudarte a evitar el pago de impuestos en el territorio español. Así, nos adentraremos en todo lo que necesita saber sobre la Ley Beckham en España y cómo solicitarla fácilmente.

¿Qué es la Ley Beckham?

 

La ley Beckham en España o ley de impatriados es un régimen fiscal especial que permite a los extranjeros que se trasladan al territorio español pagar una tarifa impositiva fija del 24% únicamente sobre los ingresos que obtienen en España, en lugar de un impuesto progresivo sobre los ingresos obtenidos en todo el mundo (19-45%).

Así, básicamente, este régimen fiscal para expatriados hace posible acabar pagando impuestos mucho más bajos, pudiendo ahorrar enormes cantidades de dinero. Permite a todos aquellos trabajadores residentes en el extranjero que quieran venir a trabajar en España pagar sus impuestos patrimoniales y sobre la renta como si fueran no residentes durante los 6 primeros años.

Esta normativa está regulada en la sección 93 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de España, y fue publicada en 2004

Es una medida cuya finalidad principal es atraer talento y trabajadores calificados a España. Su nombre común proviene del famoso futbolista David Beckham, el primero en beneficiarse de ella.

 

ley beckham en España

 

Impuestos para extranjeros en España antes y después de la ley Beckham

 

Para que puedas entender lo mucho que puedes beneficiarte de esta ley fiscal, veamos cuál era la situación de los extranjeros antes de que entrar en vigor.

Antes

Hasta 2005, todos los extranjeros que se trasladaban a España y pasaban más de 6 meses (183 días) al año en el país se convertían en residentes fiscales.

Como ya hemos explicado en detalle en nuestro artículo sobre todos los impuestos que cualquier extranjero residente debe pagar en España, cuando te conviertes en residente ocurre lo siguiente:

  • Empiezas a pagar impuesto sobre la renta en base a tus ingresos obtenidos mundialmente. Esto incluye el dinero generado tanto en España como en cualquier otro país del mundo.
  • El porcentaje exacto que pagas es progresivo, aumentando a medida que los ingresos también lo hacen. Va desde el 19% en el primer escalón de ingresos y aumenta hasta el 45% cuando ganas más de 60.000 euros.

Después

Sin embargo, después de que la ley de impatriados entrara en juego, las cosas cambiaron completamente. Ahora los expatriados pueden pagar mucho menos durante sus primeros 6 años en el país. Y pueden ahorrar impuestos siempre que soliciten este régimen, ya que:

  • Bajo la ley Beckham, no importa si pasas más de 183 días en el país, no se te considera como residente a efectos fiscales.
  • Esto significa básicamente que únicamente pagas impuesto sobre la renta por los ingresos que obtienes en España.
  • Además, en lugar de pagar ese impuesto a un tipo progresivo que crece al mismo tiempo que aumentan tus ingresos, pagas un tipo fijo del 24% hasta la cantidad de 600.000 euros. En el caso de que los ingresos superen el importe máximo, se cobrará un tipo fijo del 45%.

Así, la Ley Beckham supone sin duda una gran ventaja fiscal de cara al ahorro de impuestos. Pues este 24% constante es mucho inferior a los tipos españoles aplicados a los residentes, que pueden llegar a ser de hasta un 45%.

 

Todas las ventajas fiscales de esta ley

 

Este régimen no sólo te beneficiará en lo que se refiere al impuesto sobre la renta. Existen otras aplicaciones que te permitirán optimizar aún más tus impuestos.

 

Impuesto de sucesiones y donaciones

Ya que no pagas IRPF sino impuesto sobre la renta de no residentes, esto se transfiere también sobre el impuesto sobre sucesiones y donaciones siendo considerados como residentes.

 

Ganancias de capital

Las ganancias de capital tampoco quedan exentas. Pues los beneficios obtenidos por dividendos, o por la venta de bienes tanto muebles como inmuebles serán cargadas a un tipo fijo del 19%.

No obstante, hay que tener en cuenta que las ganancias de capital obtenidas fuera de España se tendrán que seguir pagando al país correspondiente según su normativa fiscal. El hecho de no tener que pagar en España todas las rentas obtenidas en el extranjero no significa que no sean imponibles en el resto del mundo.

 

Impuesto sobre el patrimonio

Bajo esta regulación especial para extranjeros, el impuesto sobre el patrimonio será únicamente aplicado a las propiedades mantenidas en España. Por ende, un impuesto de patrimonio en una cartera de 3 millones únicamente ascenderá a un 1.79% aproximadamente.

 

Si quiere saber más sobre todos los impuestos en España y cómo funcionan, no dudes en visitar nuestra guía sobre el sistema fiscal español.

 

Tributación de las Rentas a Nivel Mundial

 

La Ley Beckham también presenta otra importante ventaja.

Pues el trabajador no se verá obligado a pagar por las rentas que consiga a nivel mundial. Únicamente tributará por los ingresos generados en España.

Esto sin duda es un gran punto a favor. Pues podrás de este modo diversificar tus ingresos e inversiones para conseguir pagar el tipo de impositivo más bajo posible. Por lo tanto, además de reducir la base imponible, esta posible diversificación te ayudará a reducir riesgo en tu cartera de inversión

Además, te ahorrarás el tedioso proceso de entender cómo funciona la tributación por la renta a nivel mundial, algo que depende de cada país de origen. Sin embargo, si te gustaría saber cómo funciona exactamente, no dudes en visitar nuestro artículo en el que hablamos específicamente sobre el impuesto sobre la renta

 

Cuidado: los acuerdos de doble imposición no existirán

A pesar de que este régimen te beneficiará en muchos sentidos, existe un importante inconveniente. No podrás beneficiarte de los acuerdos de doble imposición.

Pues, como hemos dicho, te convertirás en un no residente a efectos fiscales. Es por eso que podrás eliminar los problemas de doble imposición: no se te concederá el certificado de residencia fiscal que se requiere para ello.

 

¿Quién puede solicitar la aplicación de esta ley?

 

Básicamente cualquier extranjero que se traslade a España y que se encuentre bajo las siguientes situaciones:

  • Los trabajadores extranjeros que se acaban de trasladar a España.
  • Expatriados con rentas altas que ocupen cargos directivos o de gestión
  • Administradores que vienen a trabajar en una empresa

Por el contrario, los siguientes individuos están excluidos:

  • Trabajadores autónomos
  • Atletas deportivos profesionales
  • Directores de entidades empresariales

 

Requisitos principales

 

¿Cuáles son los principales requisitos que deberás cumplir para poder beneficiarte de esta ley impositiva y ahorrar impuestos?

  • El primer y más importante requisito es que el expatriado no pueda haber sido residente en España durante los últimos 10 años.
  • El extranjero debe tener un contrato de trabajo. Esto significa que se traslada al territorio español por motivos laborales.
  • Este contrato de trabajo debe ser firmado con una empresa española.
  • Para aquellas personas que vienen a España a trabajar como administradores, no pueden poseer más del 24% de la empresa para que la ley sea aplicable y así puedanbeneficiarse del ahorro fiscal.
  • El núcleo de la actividad profesional de los trabajadores debe estar en España. No obstante, es posible conseguir trabajo y obtener ingresos del extranjero, siempre y cuando no representen más del 15% de los ingresos totales.

 

Cómo solicitar la Ley Beckham en España

 

Finalmente, pasemos al último aspecto crucial: el proceso de solicitud legal.

Debes tener en cuenta que deberás iniciar la solicitud dentro de los 6 meses anteriores al inicio del contrato de trabajo en España. Hacerlo después implicará que te denieguen la petición y no te puedas beneficiar de esta ley.

Para empezar a beneficiarse de este régimen, hay que informar a la Agencia Tributaria española rellenando y enviando el modelo 149, que puedes encontrar aquí. Además, también tendrás que incluir:

  • Tu pasaporte y NIE
  • Número de la seguridad social
  • Contrato de trabajo con la empresa española

A partir de entonces, podrás beneficiarse de esta ley durante un total de 5 años. Durante cada uno de ellos, deberá formalizar anualmente sus declaraciones de impuestos de no residentes utilizando el modelo 151.

 

Pide asistencia legal a nuestros abogados fiscales

 

Si Eres un Extranjero y Quieres Ahorrar Impuestos Viniendo a Trabajar a España… Entonces puedes (y deberías) acogerte a la Ley Beckham.

A modo de resumen, esta normativa permite reducciones impositivas de hasta un 20% en renta personal, además de reducción de hasta un 5% en dividendos, y el potencial de reducción del impuesto sobre patrimonio (dependiendo de la las características de la tributación en el país de origen).

Así, si necesitas asistencia legal de nuestros abogados fiscales, ¡deja que te ayudemos!

Gestionaremos el proceso de solicitud por ti para que puedas empezar a ahorrar impuestos lo antes posible. Además, planearemos y te asesoraremos con tu situación fiscal, para que pueda optimizar y pagar únicamente lo que verdaderamente es necesario. Nuestros servicios de contabilidad mensual te facilitarán la vida enormemente. 

 

Quiero empezar a ahorrar impuestos con la Ley Beckham

 

 

5/5 (1 Review)
Share via
Copy link