fbpx

Quizás pienses que se trata de algo que todavía no toca. Hacer un testamento, planificar los impuestos que eso conlleva… Se trata de una de las áreas con las que sin duda más postergamos. No obstante, estamos hablando de algo que cuanto antes manejes, mejor. El problema es que este impuesto específico, debido a su falta de simplicidad, causa muchos dolores de cabeza. ¿Debo pagar un impuesto por la herencia que recibo?¿Qué cantidad exacta de impuesto de sucesiones y donaciones debo pagar? ¿Realmente debo pagarlo o hay alguna forma de evitarlo?

En este artículo abordaremos este impuesto desde todas las perspectivas posibles, yendo directamente al grano para que dejes de tener dudas.

Si te encuentra en una de las siguientes situaciones:

  • Tiene una propiedad en España como extranjero (una casa de vacaciones o residencia principal)
  • Tienes la certeza que participarás en un proceso de herencia transfronterizo
  • Vives en España pero tienes activos en tu país de origen.

Entonces este artículo realmente te ayudará. Hablaremos sobre qué es el impuesto de sucesiones y donaciones y si es aplicable en tu caso particular (será así); sus porcentajes exactos, cómo pagarlo y cómo evitar pagarlo dos veces.

Sin más, comencemos.

 

¿QUÉ ES EL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES EN ESPAÑA?

 

El impuesto de sucesiones y donaciones, también llamado impuesto a la herencia, es uno de los principales impuestos pagados en España tanto por residentes como por no residentes.

Estamos hablando de un impuesto progresivo pagado por la persona que recibe una herencia de un amigo o pariente; ser una propiedad, dinero o cualquier otro tipo de activo.

Aunque una herencia es el objeto más común de este impuesto, hay otras dos condiciones en las que también se aplicará. Siempre que aceptes una donación o percibas una cantidad monetaria derivada de un seguro de vida de cualquier tipo, también tendrás que pagar el impuesto de sucesiones.

En ese sentido, no podrás recibir los activos heredados hasta que pagues el impuesto en su totalidad.

Para eso tendrás 6 meses, con la posibilidad de solicitar una extensión de 183 días adicionales. Ten en cuenta que también puedes solicitar la realización del pago a plazos.

Hay dos factores que pueden explicar la dificultad de este impuesto: las diferencias con otros países europeos y las diferentes leyes que son aplicables dentro de la misma región.

Por lo tanto, vale la pena mencionar que si eres del Reino Unido, notarás ciertas diferencias.

Allí, por ejemplo, este impuesto goza de una exención cuando se trata de tu cónyuge. Eso no sucede en España. Aquí, después de la muerte de uno de los dos miembros de la pareja, el superviviente deberá pagar el impuesto de sucesiones por los activos que reciba a nivel mundial.

Es por eso que comprender completamente cómo funciona este impuesto será esencial. Y eso es lo que vamos a hacer de ahora en adelante.

 

LEGISLACIÓN APLICABLE

 

El impuesto de sucesiones está regulado por el Código Civil español. Y esto solo puede significar una cosa: dependerá en gran parte de la región o comunidad autónoma en la que te encuentres. Las tasas y bonificaciones exactas variarán de acuerdo con las disposiciones y leyes regionales concretas.

Por ejemplo, un residente en Madrid puede terminar pagando mucho más que un residente en Barcelona cuando se trata de este impuesto.

Cada Comunidad Autónoma es un mundo. 

Sin embargo, en aquellos casos en los que la ley regional no se pueda aplicar, prevalecerá la nacional.

¿Por qué? Porque, de hecho, el Gobierno Nacional en España es la institución encargada de definir las tasas y bonificaciones fiscales específicas. Sin embargo, cada comunidad española tiene derecho a modificarlos.

En ese sentido, si eres  residente habitual en cualquier región española, lo que significa que ha vivido allí durante más de 5 años, se te aplicará la ley regional de sucesiones.

Pero en caso de que a) sea un residente no habitual o b) tenga una propiedad en España pero no sea residente, la ley estatal será la aplicable, independientemente de la zona en la que te encuentres.

 

¿QUIÉN TIENE QUE PAGAR EL IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y DONACIONES? DIFERENCIAS ENTRE RESIDENTES Y NO RESIDENTES
 

Es muy fácil:

El impuesto a la herencia debe pagarse si el heredero es residente en España y recibe un activo del extranjero, o si los activos que se traspasan están en el territorio español.

Esto significa que tanto los residentes como los no residentes están sujetos a este impuesto. Y, de hecho, disfrutarán de las mismas tarifas y bonificaciones.

En el pasado, la ley era diferente para ambos grupos. Los no residentes podrían terminar pagando hasta un 80% más del impuesto de sucesiones por los activos recibidos.

Sin embargo, después de una nueva ley que entró en vigencia en 2015, la situación cambió por completo. Ahora la ley no puede ser discriminatoria: se aplica tanto a los residentes como a los no residentes por igual.

 

PORCENTAJES EXACTOS DEL IMPUESTO A LA HERENCIA: CUÁNTO DEBES PAGAR REALMENTE

 

Antes de comenzar a dar porcentajes exactos, ten en cuenta que el número real que terminarás pagando depende al 100% de tu situación

Este número exacto se calcula utilizando una fórmula complicada que tiene en cuenta varios factores, como tu edad, lugar de residencia, relación con el fallecido, etc. Es por eso que nuestro consejo es contactarnos y explicar su situación específica para que podamos brindarte el número exacto.

Puedes hacerlo enviándonos un mail a info@balcellsgroup.com y te responderemos de forma rápida. 

Como regla general, cuanto más cercano al difunto, menos pagarás. Y eso se aplica tanto al porcentaje exacto a pagar en cuanto al impuesto como a las bonificaciones.

Aquí te dejamos las tasas impositivas que establece la ley nacional:

  • Con una herencia de hasta 7,993€ pagarás un 7.65%
  • De 7,993€ a 31,956€: 7.65 a 10.2%
  • Herencia de 31,956€ a 79,881€: entre un 10.2 y 15.3%
  • De 79,881€ a 239,389€: debes pagar entre 15.3 y 21.25%
  • 239,389€ a 398,778€: un 25.5%
  • 398,778€ a 797,555€: un 29.75%
  • Y, finalmente, por encima de 797,555€: un 34%

Pero espere un segundo, esa no es la cantidad final que terminarás pagando. Existen varias asignaciones que seguramente se apliquen a tu caso, y que reducirán dicha cantidad

 

¿QUÉ BONIFICACIONES FISCALES EXISTEN EN EL IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y DONACIONES?

 

Esta es la parte favorita de casi todos: la cantidad exacta de dinero que puede evitar pagar.

La ley de sucesiones ha cambiado recientemente. Y hay que decir que en este caso, a peor. Pues antes podías lograr una desgravación fiscal casi del 100%. Sin embargo, con estas nuevas actualizaciones, las asignaciones alcanzan un máximo del 50%, y solo en algunos casos.

Nuevamente, la bonificación exacta dependerá de la relación que tuvieras con el fallecido. Para definir este número debemos comprender en qué grupo están los herederos:

* Ten en cuenta que cada región puede modificar estos números, difiriendo así de la regla general.

 

GRUPO 1

Este grupo está conformado por los hijos del fallecido, incluyendo los adoptados, que sean menores de 21 años.

Pueden obtener una bonificación de 47.859 € en total.

 

GRUPO 2

En el segundo grupo encontramos a niños mayores de 21 años, nietos del difunto, sus padres y abuelos y, finalmente, su cónyuge.

Si vives en regiones como Cataluña o Andalucía, tienes suerte. Pues reconocen a muchas parejas solteras que están registradas como una uniones de hecho como miembros de este grupo.

Pueden obtener una asignación de 15.957 €.

 

GRUPO 3

En el tercer grupo la ley reconoce a hermanos, sobrinas, sobrinos, tías, tíos y sus descendientes y ascendientes, así como a los suegros.

Este grupo recibe un subsidio de 7.993 €.

 

GRUPO 4

Y, finalmente, el último grupo; el que incluye primos, parejas no casadas en aquellas regiones que no reconocen las parejas de hecho, y todos los demás individuos no relacionados (como amigos).

Lamentablemente, no reciben ningún tipo de asignación.

 

OTRAS ASIGNACIONES

Hay algunos casos adicionales que pueden conseguir un resultado positivo de todos modos. Las personas con discapacidad disfrutan de una bonificación que va de 47,000 € a 50,000 € dependiendo del grado de esa discapacidad.

Además, también puedes tener derecho a una reducción de impuestos de 100.000 € en caso de que sea hijo o cónyuge del fallecido. Este subsidio puede aumentar hasta 156.000 € siempre que no hayas cumplido los 26 años.

Y finalmente, si la herencia corresponde a la residencia principal del difunto y los herederos no la venderán dentro de los 5 años, se puede reclamar una asignación adicional.

 

CÓMO EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN

 

No importa si es residente fiscal en España o no, puedes seguir teniendo que pagar  el impuesto de sucesiones en cualquier otro país, como en el Reino Unido.

Eso es algo que depende de dónde estés domiciliado.

Si eres un ciudadano británico en el Reino Unido pero resides en España, pueden solicitarte que pagues este impuesto en ambos países. Por lo tanto, esto crea un problema de doble imposición.

Será en estas situaciones en las que es altamente recomendable contar con un equipo de profesionales para optimizar sus impuestos y evitar sufrir esta doble imposición.

Pero, ¿cómo funciona exactamente?

Tienes dos cantidades importantes a considerar:

  • La cantidad derivada de aplicar la tasa impositiva media del impuesto de sucesiones en España a las ganancias de capital generadas por los activos ubicados en el extranjero.
  • El importe real a pagar en el extranjero en relación con el impuesto extranjero similar al impuesto de sucesiones en el territorio español aplicado a las ganancias de capital.

De ambos números, puedes deducir el más bajo de los dos; siempre y cuando estemos hablando de impuestos que se derivan de la responsabilidad personal.

 

CÓMO REDUCIR EL PAGO DEL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES
 

En materia fiscal la planificación es clave. 

Así, hay tres formas que puedes usar para evitar pagar un porcentaje tan alto:

  • Si la región en la que te encuentra lo reconoce, regístrate como pareja de hecho. Saltarás así del grupo 4 al 2, ganando una posible bonificación.
  • Redacta un testamento. Esto puede ayudarte a proteger a algunos parientes lejanos, evitando que caigan bajo la regla general.
  • Puedes dejar a tu cónyuge un usufructo. Esto significa que le otorgas la propiedad total de la propiedad con la posibilidad de pasársela a sus hijos sin ningún impuesto adicional durante todo el proceso.
  • Puedes intentar que sea la ley de herencia de otro país la que se aplique a tu caso particular (si la española es realmente perjudicial). Ten en cuenta que si los activos que recibirás se encuentran principalmente en el territorio español, eso no será posible.
     

CONSIGUE ASISTENCIA CONTABLE PERSONALIZADA PARA GESTIONAR ESTE IMPUESTO
 

Como has visto, el impuesto de sucesiones y donaciones es un tema complicado, especialmente para los extranjeros en España.

Una gran cantidad de regulaciones, diferentes tasas impositivas y bonificaciones … Definir la cantidad exacta a pagar es complicado. Y saber cómo lograr pagar  el porcentaje más bajo posible es aún más complejo.

Es por ello que la planificación profesional es ideal. 

En ese sentido, en Balcells Group ofrecemos servicios de contabilidad y planificación fiscal para expatriados que realmente pueden ayudarte con tu herencia.

¡Contáctanos, explica tu situación y juntos encontraremos una manera de ayudarte a ti y a tu familia con tu herencia! Respuesta rápida garantizada.

QUIERO HABLAR CON UN ABOGADO ESPECIALIZADO EN IMPUESTOS