fbpx

Los impuestos en España pueden ser realmente complicados. Y eso es aún más cierto cuando se trata de uno de los principales impuestos a pagar: el impuesto sobre la renta o IRPF. En este artículo vamos a cubrir todo lo que debe saber al respecto. Desde las diferencias principales que existen entre residentes y no residentes, a cuáles son los gastos que puedes deducirte de este impuesto. ¿Estás listo para aprender a ahorrar dinero?

 

¿QUÉ ES EL IMPUESTO SOBRE LA RENTA O IRPF?
 

El impuesto sobre la renta, también denominado IRPF (Impuesto sobre la renta de las personas físicas), es un impuesto directo que se aplica a la diferencia entre los ingresos obtenidos por parte de un individuo menos los gastos que pueden ser deducibles según el sistema de impuestos español.

Esto significa que, si tienes algún ingreso, ya sea como un trabajador por cuenta propia que realiza su propia actividad/negocio o como resultado de tu trabajo como empleado, pagarás impuestos sobre dicha cantidad.

Sin embargo, hay varias diferencias según tu situación particular que hará que aumente o disminuya el porcentaje de impuesto correspondiente. Ser residente en España o no cambia la situación por completo.

Además, hay algunas situaciones en las que no pagarás el impuesto sobre la renta.

 

¿TENGO REALMENTE QUE PAGAR IRPF EN ESPAÑA?

No importa cuál sea tu situación, en el momento en el que registres cualquier tipo de ingreso en España, tendrás que pagar IRPF. La cantidad exacta, sin embargo, diferirá dependiendo de tu situación. Eso es algo que cubriremos a continuación.

¿Y necesito realizar una declaración de impuestos?

La respuesta en la gran mayoría de las situaciones será sí. Pero, más específicamente, deberás realizar la declaración de impuestos sobre la renta siempre que:

  • Recientemente hayas cambiado tu trabajo (durante este año) y tu último empleador te ha pagado más de 1.500 € durante este mismo año.
  • Ganas más de 22.000 € al año.
  • Seas residente a efectos fiscales en el país

¿Y cuándo y dónde deberías hacerlo?

Debes enviarla a tu oficina de impuestos local, durante los meses de mayo y junio. Ten en cuenta que vas a presentar la declaración de impuestos del año anterior.

 

IRPF PARA RESIDENTES EN ESPAÑA

Recuerda que, si pasas más de 183 días al año en el país, se te considerará residente fiscal.

Y los residentes en España deben pagar el impuesto sobre la renta sobre los ingresos que reciben en todo el mundo (sobre la renta mundial), independientemente del país del que provenga el dinero.

Ten en cuenta que España tiene convenios de doble imposición con muchos países con respecto a este impuesto, por lo que nadie termina pagando dos veces por el mismo ingreso. Y si no existe un acuerdo de doble imposición con tu país de origen, podrás deducir el impuesto extranjero pagado en tu declaración de impuestos. Así, sea como sea, estás cubierto/a.

¡Ahora bien! ¿Quieres disfrutar de una reducción fiscal del 20%? Entonces la Ley Beckham será tu mayor aliada.

Y ahora tal vez la pregunta que estabas buscando…

 

¿CUÁNTO TENGO QUE PAGAR DE IRPF EN ESPAÑA?

 

Cubramos ahora los porcentajes exactos que serán aplicables dependiendo de tu situación concreta.

Pero, para ello, debemos antes entender que en España los ingresos se dividen en ingresos generales y ingresos de ahorros. Y los porcentajes cambiarán en consecuencia:

 

IRPF SOBRE LOS INGRESOS DE AHORRO

En esta categoría de ingresos encontramos  intereses y dividendos, ingresos obtenidos a través de anualidades o ganancias obtenidas al transferir activos. En cuanto a lo que hace en 2019, las tasas de impuestos exactas sobre los ingresos de ahorro son:

  • 19% para los ingresos de hasta 6.000 €
  • 21% para los ingresos de ahorro que se mueve entre 6.000 € y 50.000 €.
  • 23% para los superiores a 50.000 €.

 

IRPF SOBRE LOS INGRESOS GENERALES

En la categoría de ingresos generales encontramos los ingresos no incluidos en la sección anterior (teniendo en cuenta los ingresos conseguidos en todo el mundo). Esto significa que los ingresos obtenidos tanto por el trabajo por cuenta propia como por el trabajo como empleados (tu salario), tu pensión, los ingresos por loterías, se incluirán aquí, así como cualquier otra ganancia obtenida al vender un activo, etc.

Sin embargo, dar una escala exacta como lo hicimos antes es más complicado aquí. Y eso se debe a que los porcentajes de este impuesto cambian dependiendo de la región. Pues es competencia de cada Comunidad Autónoma en España establecer sus propias escalas.

Pero, con el objetivo de orientarte, repasaremos los números de las principales áreas del territorio español:

  • En Cataluña, los ingresos generales se gravan al 21,5% hasta 12.450 €, y cuando superan los 175.000 €, al 48%.
  • En Madrid, la primera etapa es un poco más baja: 19,5% hasta 12.450 €; y 48% para ingresos superiores a 120.000 €.
  • Y, finalmente, en Valencia disfrutarías de la mejor situación de todas: 19% para ingresos hasta 12.450%, y 43,5% en más de 60.000 €.

 

IMPUESTO SOBRE LA RENTA PARA CIUDADANOS DEL REINO UNIDO EN ESPAÑA

 

Debido a un tratado entre España y el Reino Unido, muchos activos experimentan sus propios casos particulares en lo que se refiere a temas fiscales. 

Tanto es así que muchos expatriados ingleses en España tienen las mismas dudades, tales como: ¿debo pagar IRPF sobre mi pensión conseguida en el Reino Unido? Si te gustaría saber más acerca de este tema, descubriendo de qué forma se gravan no solo las pensiones pero además intereses, dividendos y otros activos, puedes encontrar más información sobre cómo funciona el impuesto sobre la renta para ciudadanos del Reino Unido en España aquí.

 

IRPF PARA NO RESIDENTES

¿Y qué sucede si permaneces durante menos de 6 meses en el país y no se te considera un residente fiscal? Entonces únicamente deberás pagar IRPF sobre cualquier ingreso que obtenga en España, pero únicamente en el país. Los ingresos mundiales no serán considerados.

Por ejemplo, los ingresos por alquiler que obtienes de una propiedad que posees en España, los dividendos de una empresa en la que has invertido,… Estos serían ingresos que crearían pagos en relación al impuesto sobre la renta.

En este caso, los no residentes de cualquier país de la Unión Europea, Islandia o Noruega pagarán un tipo impositivo fijo del 19%. Si eres de cualquier otro país, se te aplicará una tasa fija del 24% a tus ingresos en España.

 

ALQUILANDO UNA PROPIEDAD COMO NO RESIDENTE EN ESPAÑA

Centrémonos por un segundo en una de las fuentes de ingresos más típicas que tienen muchos expatriados no residentes en el país. Nos referimos a los ingresos derivados de una propiedad o los ingresos de alquiler obtenidos al ser propietarios una propiedad.

Si dispones de una propiedad en España y te gustaría alquilarla, deberás pagar el IRPF sobre esa renta. Pero podrás deducir la parte proporcional al coste de funcionamiento y mantenimiento de la propiedad.

Esto significa que, después de deducir de los ingresos que la propiedad genera los gastos diarios, tales como el seguro del hogar o cualquier otro gasto de mantenimiento que exista, tendrás el ingreso neto del alquiler. Y esa es la cantidad a la que aplicarás o bien el 19% o el impuesto sobre la renta del 24%, dependiendo de su país de origen.

Si fueras un residente fiscal en esta misma situación, podrías aplicar una reducción del 60% en el ingreso neto de alquiler.

 

¿QUÉ ME PUEDO DEDUCIR DEL IRPF?

Esta es la parte que más te puede interesar. ¿Qué puedes deducirte de tus ingreso grabables con la finalidad de ahorrar dinero? Hay varias partidas que puedes deducir, como:

  • Prestaciones personales, como la prestación por discapacidad o la de los niños.
  • La cantidad que pagaste durante el proceso de compra de una vivienda.
  • Pagos a la seguridad social.
  • Cualquier pago de mantenimiento que realices.
  • Medicinas.
  • Aportaciones al régimen de pensiones español.

Sin embargo, hay una cosa a considerar aquí. En países como el Reino Unido, estas deducciones y gastos deducibles se otorgan contra los ingresos, restándolos. En España la situación es diferente. En nuestro país, se conceden como un crédito fiscal que favorece al impuesto total a pagar.

 

OBTENER AYUDA PERSONALIZADA

Lo que hemos cubierto hasta aquí han sido las disposiciones generales que establece la ley tributaria española. Sin embargo, este sistema impositivo es realmente complejo y, según tu situación específica, la regla general no será aplicable a tu caso o podrás beneficiarte de deducciones y bonificaciones personales.

Es por eso que nuestro mejor consejo después de leer este post es confiar en abogados expertos en impuestos que pueden evaluar tu situación y administrar tu contabilidad mensual.

En Balcells Group optimizaremos tus impuestos y te ahorraremos dinero, incluyendo la optimizatión y gestíon de tu IRPF. Así que deja de malgastar tus ingresos y comienza a pagar lo que realmente debes.

 

QUIERO HABLAR CON UN EXPERTO

Summary
Impuesto Sobre la Renta en España (IRPF)
Article Name
Impuesto Sobre la Renta en España (IRPF)
Description
¿Cuánto IRPF tengo que pagar en España? ¿Hay diferencias entre resdientes y no residentes? ¿Puedo beneficiarme de alguna bonficación? Respuestas a tods estas preguntas en este post.
Author