Tanto si eres autónomo como una sociedad, mandar facturas a tus clientes será fundamental. Pues es el método de justificar a nivel legal la prestación de servicios o la venta de productos. No obstante, son muchas las compañías o trabajadores individuales que o no tienen muy claro cómo hacerlo, o bien no incluyen todo lo que deberían añadir. Así, este artículo te enseñamos cómo facturar exactamente y qué incluir en cada una de tus facturas.

 

¿Qué es una factura y cuándo debo emitir una?

 

Por más obvio que parezca, empecemos por el principio. Una factura es el documento que deberás enviar a tus clientes para poder cobrar los productos vendidos o servicios prestados

Así, la ley exige la creación de este documento tras cualquier tipo de transacción con cada cliente.

En ellas, deberás incluir no solo el importe de los productos o servicios vendidos, sino también el IVA aplicable y las retenciones de IRPF. A continuación veremos cada uno de los elementos al detalle.

Al final del trimestre, deberás reunir todas las facturas enviadas a tus clientes (además de las que has pagado) y enviarlas a Hacienda. Puedes saber más sobre cómo funcionan las declaraciones de impuestos siendo autónomo aquí.

Además, recuerda que debes conservar tus facturas durante, al menos, 4 ejercicios; pues ante una inspección de Hacienda será fundamental aportarlas. 

 

 

cómo facturar en España

 

¿Qué debe incluir una factura para que sea válida?

 

Pasemos al punto más importante. Cualquier factura, para que sea válida, debe incluir los siguientes elementos:

 

Número de factura

 

Cada factura tiene asignado un número único y diferente al resto.

Es decir, cada vez que emitas una factura nueva, le asignarás un número (digamos el 1). La factura que por fecha viene justamente después, tendrá el número siguiente (en este caso el 2).

Así, ten en cuenta que no puede haber saltos en los números ni que una factura con número posterior a otra tenga fecha anterior.

En cuanto al formato, puedes añadirle sufijos, como por ejemplo el año o ejercicio en curso (2020 + número factura).

 

Fecha de la factura

 

Otro campo importante es la fecha de la factura. Ésta debe corresponder a la fecha de expedición. Es decir, al día en que emites la factura a tu cliente. 

 

Denominación da ambas partes

 

Tendrás que identificar tanto el receptor de la factura (tu cliente), como al emisor (tu).

Así, deberás indicar, en la parte superior el  nombre de la empresa en el caso de ser una sociedad, o nombre y apellidos en caso de ser autónomo.

En el caso de empresa (ya seas tu como emisor o el receptor), es importante indiciar las siglas correspondientes al tipo de sociedad (S.L., S.A., etc.).

Debes usar una columna (izquierda) para todos los datos del cliente receptor; y la de su derecha para los tuyos como emisor de la factura.

 

Número de identificación fiscal

 

Justo después del nombre de la empresa o autónomo, se debe añadir el número de identificación fiscal. 

En el caso de empresa será el CIF, y en caso de trabajador autónomo DNI o NIE.

 

Denominación social de ambas partes

 

La tercera y última línea de los datos de emisor y receptor (en sus respectivas columnas), es la denominación social. Es decir, la dirección completa de donde se ubica la actividad de ambos (calle, número, piso, código postal, ciudad, provincia y país).

Descripción de la operación

 

En este apartado deberás crear una tabla con los siguientes conceptos o columnas:

  • Nombre del producto vendido o servicio prestado
  • Precio unitario
  • Precio final (sin impuestos), lo que se conoce como base imponible
  • IVA correspondiente. Si hay más de uno, deberás desglosar las bases imponibles según los tipos de IVA, pues ten en cuenta que algunos productos tributan a IVA distinto al general, pudiendo ser un 0,4 o 10%.
  • Retenciones de IRPF, que suelen ser un 7% durante los 2 primeros años de actividad, y un 15% después. Si se aplica (no sucede así en todos los casos), lo deberás incluir en este documento.

 

Totalización

 

En la tabla anterior habrás ido añadiendo distintas filas en relación a los diferentes conceptos o productos facturados (cada uno con su fila correspondiente); añadiendo su precio sin impuestos, IVA correspondiente y retención. 

En este apartado, situado en la parte inferior del anterior, deberás totalizar todos esos números. 

Es decir, sumar todas las bases imponibles, todos los IVAs y todas las retenciones

Una vez hecha la operación, la añadirás para generar el total de cada partida de la factura, y realizarás el computo total para obtener el importe total a pagar (que recuerda se consigue sumándole el IVA a la base imponible y restándole las retenciones). 

 

Condiciones de factura

 

Finalmente, en la parte más inferior del documento, añadirás todas aquellas condiciones correspondientes a la factura

Hablamos de la fecha de vencimiento de la misma, el método de pago (datos bancarios), etc.

 

¿Se debe aplicar IVA en todas las facturas?

 

No. Aplicar o no el IVA dependerá del cliente al que le hayas prestado servicios o vendido productos.

En el caso en que se encuentre dentro de España, entonces deberás incluir el IVA correspondiente.

No obstante, si la transacción se produce a un cliente dentro del a Unión Europea que está inscrito en el registro VAT, entonces no deberás añadirlo.

No obstante, te recomendamos consultarlo con uno de nuestros abogados fiscales para confirmarlo. Simplemente tienes que mandarnos un mail a info@balcellsgroup.com y te responderemos en menos de 24 horas.

Te dejamos también una guía completa sobre cómo facturar a países de la Unión Europea

¿Qué es una factura rectificativa?

 

Supón que has emitido una factura a tu cliente, pero que ésta contenía algún error o no cumplía al 100% con lo que exige la ley. Por ejemplo, había alguna equivoación en los cálculos de los porcentajes del IVA o retenciones, o faltaba algún elemento clave.

En ese caso deberás emitir una factura rectificativa, para corregir la original.

Deberás asignarle una numeración especial y extra (no la misma que la factura original). Y únicamente deberás incurrir en este procedimiento en los casos en los que la factura con error pertenezca a un trimestre anterior al actual, por el que ya has declarado y pagado IVA.

Hacienda te devolverá la parte de IVA correspondiente.

¿Qué debe incluir? Es muy fácil. Debe ser igual a la factura original ya emitida y con error, pero corregida.

 

¿Se pueden mandar facturas por mail? Factura electrónica

 

Este es sin duda un tema muy controvertido.

¿Es posible mandar facturas por correo electrónico en España? ¿Tienen la misma validez legal?

Tras la aprobación del nuevo reglamento de Facturación en 2012, es totalmente posible hacerlo, bajo lo que se conoce como factura electrónica.

Lo único que debes tener en cuenta es que el receptor debe haber dado su consentimiento para recibir la factura por medios telemáticos. A parte de eso, y mientras el contenido sea original, auténtico y contenga todos los elementos que hemos ido mencionando, no habrá ningún problema.

Aunque, recuerda, también la puedes mandar en formato papel físico.

 

 

¿Todavía tienes dudas? Nuestro equipo experto en materia fiscal está a la espera para ayudarte en cuanto antes. Pregúntanos lo que sea aquí:

Quiero ayuda con mis facturas[/button

 

0/5 (0 Reviews)
Share via
Copy link