fbpx

Si hay una pregunta que recibimos con frecuencia en nuestras oficinas, sin duda es sobre las pensiones extranjeras y todo lo que tiene que ver con las obligaciones fiscales que generan.

Pero en este artículo las resolvemos todas de manera definitiva.

A continuación encontrarás una guía completa sobre los impuestos de las pensiones extranjeras en España. Responderemos a la pregunta de si realmente es necesario tributar por las ellas y pagar impuestos (y a qué tipo en caso de que la respuesta sea afirmativa), cuándo y cómo hacerlo, todas las bonificaciones disponibles que te permitirán ahorrar dinero, y mucho más.

 

¿Qué impuestos se aplican a las pensiones extranjeras?

 

Lo primero que debemos aclarar es la perspectiva o categorización que la Agencia Tributaria española hace sobre las pensiones.

En este sentido, las pensiones se consideran ingresos o rentas, y por lo tanto están sujetas al impuesto sobre la renta (IRPF o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas).

El tipo impositivo exacto a pagar dependerá de la cantidad de ingresos que se generen y de las diferentes deducciones y bonificaciones que se puedan aplicar.

Más adelante en este artículo exploraremos ambos conceptos para que puedas entender el porcentaje exacto de impuestos al que te enfrentarás en tu caso particular (en caso de que realmente debas pagar impuestos por tu pensión).

Por ahora, ten en cuenta que pensión = renta.

Sin embargo, las cosas no son tan sencillas, y encontramos una diferencia importante cuando se trata de pensiones privadas.

Tomemos el ejemplo de las IRA y los 401k tradicionales estadounidenses, que también tributan como pensiones.

Sin embargo, la Roth IRA o la Roth 401k, no se tratan como pensiones, y ambas tributarían a través del impuesto sobre el patrimonio, pero también tributarían en el impuesto sobre la renta una vez que realices retiros de las mismas.

 

¿Tengo que pagar impuestos por mi pensión si vivo en España?

 

La respuesta, como siempre, es que depende.

Y en este caso, depende de tres factores principales:

 

Ser residente fiscal (o no)

 

Si pasas más de 183 días al año en España (es decir, 6 meses), serás considerado residente fiscal.

Es el caso típico de los titulares de visados no lucrativos que reciben una pensión.

Ser residente fiscal significa que pagarás el impuesto sobre la renta en España («IRPF») por todas las rentas que generes en todo el mundo.

Eso, por supuesto, incluye también las pensiones.

Por lo tanto, como residente fiscal, es probable que tenga que pagar impuestos por este tipo de ingresos. Pero para asegurarnos del todo debemos pasar y analizar el siguiente apartado.

 

Fuente y total de ingresos por año

 

En caso de que sea residente fiscal, hay otros dos criterios a tener en cuenta: la cantidad total de ingresos que generas al año, y si esos ingresos proceden de una sola fuente o de más de una.

¿Qué ocurre si sólo percibes tus ingresos de una única fuente (en este caso, sólo recibes una pensión)?

  • Si la cantidad que percibes al año es inferior a 22.000 euros, no tienes que hacer la declaración de la renta, y por tanto tu pensión estará exenta de impuestos
  • Pero si percibes más de 22k al año con tu pensión, tendrás que pagar impuestos por esos ingresos

En cambio, si además de su pensión tiene otras fuentes de ingresos, el umbral es mucho más bajo:

Si tus ingresos totales (combinando la pensión y cualquier otra fuente, como una renta de alquiler) son superiores a 12.000 € al año y los ingresos procedentes de la fuente más pequeña son superiores a 1.500 al año, entonces deberás presentar la declaración de la renta y pagar impuestos por tu pensión.

 

Pensiones cobradas desde fuera de España

 

Como hemos mencionado, como residente fiscal deberás impuestos en España por TODAS las rentas que generes en todo el mundo.

Esto incluye las pensiones cobradas tanto de España como fuera de fuera España.

Por tanto, seguirás declarando y pagando impuestos por las pensiones que vengan del extranjero.

No obstante, existe una exención.

Si en el país de donde recibiste la pensión también tuviste que pagar el impuesto sobre la renta por ella, y España tiene un convenio de doble imposición con ese país, en muchos casos no volverías a pagar ese mismo impuesto en el territorio español.

En ciertas ocasiones te limitarías a pagar en España la diferencia la diferencia en caso de que el tipo impositivo aplicable en España sea superior al de tu país de origen, aunque en muchos otros pagarías el importe íntegro en España y luego solicitarías la correspondiente devolución a tu país de origen.

En definitiva, gracias a esos tratados, te evitas pagar dos veces el mismo impuesto, de una forma u otra.

La gran mayoría de los países tienen un convenio de doble imposición con España, incluido, por ejemplo, el Reino Unido, pero debes asegurarte de consultar primero la lista completa de países con este convenio para estar completamente seguro.

 

¿Cómo tributan las pensiones extranjeras en España?

 

Definir un porcentaje exacto es bastante complejo, ya que la cifra exacta depende de muchos factores.

En primer lugar, tenemos la norma general del impuesto sobre la renta, que es un tipo progresivo que va del 19% al 47% en función de lo que ganes.

Puedes encontrar los tramos exactos aquí en este otro artículo.

Pero además, también encontramos las diferentes bonificaciones y deducciones que harán que el tipo base sea más bajo, y por lo tanto te permitan pagar menos.

¿Y qué ocurre con los impuestos retenido en origen?

Como siempre, dependerá de tu pensión, pero de media tributan a un tipo del 7,7%, mientras que las pensiones públicas más altas disfrutan, como mínimo, de un tipo en origen del 19%.

 

Quiero hablar con un abogado fiscalista

 

Deducciones y bonificaciones

 

Buenas noticias.

Existen diferentes bonificaciones disponibles que te ayudarán a ahorrar impuestos.

  • Si tienes entre 65 y 74 años, dispone de una bonificación de 6.700 €
  • Si tienes más de 75 años, esa bonificación es de 8.100 €
  • Además, cualquier tiene una bonificación personal de 5.500 €

¿Cómo funcionan estas deducciones?

Es simple. El ingreso sobre la renta es un impuesto progresivo, con un porcentaje total a aplicar que crece en función a tus ingresos. En este caso, los primeros 5.500€ (usando como ejemplo la bonificación personal) no tributarían por el porcentaje que te corresponde por el total de ingresos generados, sino que se aplicaría a esa cantidad einicial el porcentaje que corresponde a ese ingreso de manera independiente (por lo tanto siendo mucho inferior).

 

¿Tributan las pensiones bajo el impuesto de patrimonio o ganancias de capital?

 

No.

Como ya hemos comentadio, las pensiones se consideran como una renta, por lo que tributan en el IRPF y no bajo el impuesto sobre las ganancias de capital.

La única diferencia proviene de las pensiones privadas como la Roth IRA o la Roth 401k que tributan a través del impuesto sobre el patrimonio.

 

Cómo pagar impuestos sobre tu pensión

 

Deberás pagar tus impuestos de manera anual a través de la declaración de la renta.

Esta declaración debe presentarse de abril a junio del año siguiente.

Es allí donde declararás e incluirás tu pensión, y pagarás el porcentaje de impuestos correspondiente.

Puedes obtener más información sobre cómo presentar la declaración de la renta como extranjero aquí.

No obstante, esto puede ser bastante complejo, y nuestro consejo es que te pongas en contacto con nuestros abogados fiscalistas para que podamos guiarte paso a paso y asegurarnos así de que entiendes a la perfección cómo tributarán tus pensiones, y bajo qué cuantía.

También nos aseguraremos de que cumplas todos los plazo en caso de que tenga que declararlas, y lt ayudaremos a encontrar todas las deducciones posibles para ahorrar dinero.

Por lo tanto, si quieres acceder a la forma más rentable y sin esfuerzo de comprender tus obligaciones fiscales, ponte en contacto con nosotros hoy mismo:

     

     

    0/5 (0 Reviews)