fbpx

¡Todo lo que necesitas saber sobre el arraigo laboral en este post! Descubre los requisitos más importantes que deberás cumplir, documentos exigibles y proceso de solicitud legal paso a paso. Además, analizamos la última instrucción del Tribunal Supremo que perite conseguir este tipo de arraigo a muchos más extranjeros, y cómo conseguirlo sin tener que denunciar a tu empleador. ¡Todo a continuación!

¿Qué es el arraigo laboral?

 

El arraigo laboral es la residencia por circunstancias excepcionales concedida a aquellos extranjeros que llevan viviendo en España de manera continuada durante 2 años (sin permiso de residencia legal), y que además pueden demostrar que han estado trabajando durante los últimos 6 meses en el país.

Tradicionalmente, esta residencia estaba destinada a los extranjeros que habían trabajado de manera ilegal en el territorio español.

Así, el arraigo laboral se creó con la finalidad de evitar la explotación laboral. Este tipo de arraigo era (y siempre ha sido) el premio que otorgaba la oficina de extranjería por notificar la irregularidad laboral y denunciar al explotador (que ahora podría pasar a ser sancionado).

Pero como veremos a continuación, a día de hoy el ámbito de aplicación se ha extendido también a los extranjeros que han trabajado con contrato de trabajo regular.

Se trata de una tarjeta de residencia temporal que conlleva permiso de trabajo.

Es decir, el extranjero que consigue el arraigo laboral no solo puede vivir de manera legal en España durante un año, sino que también podrá trabajar (tanto por cuenta ajena como por cuenta propia).

Una vez termina este año, ningún tipo de residencia por arraigo puede ser renovada. Para poder seguir viviendo en España será necesario modificar a una tarjeta de residencia regular.

 

 

Nueva instrucción sobre el arraigo laboral

 

Hasta hace muy poco, el arraigo laboral era una figura muy poco usada.

Pues bien, para poderlo solicitar el extranjero debía denunciar a su empleador ante los tribunales (para que se iniciase una inspección laboral que finalmente confirmara que efectivamente se había producido dicha relación de trabajo de manera ilegal).

No obstante, durante 2021 el Tribunal Supremo realiza una modificación en el reglamento relacionada con los requisitos para el arraigo laboral; haciendo que el proceso sea mucho más fácil a día de hoy y que muchos más extranjeros puedan beneficiarse del mismo.

Esta modificación favorece a todos aquellos extranjeros que habían trabajado de manera legal en España con una tarjeta de residencia o durante su estancia en el país, pero que llegado cierto momento perdían su residencia legal.

Hablamos del caso de:

En todos estos casos, si el extranjero puede demostrar que ha trabajado un mínimo de 6 meses podrá conseguir el arraigo laboral.

 

¿Tienes dudas hasta aquí? Pregunta lo que sea a nuestros abogados aquí, o sigue leyendo para más información:

     

     

    Requisitos para el arraigo laboral

     

    A continuación analizamos el listado de requisitos específicos que deberás cumplir para poder solicitar con éxito el arraigo laboral.

    Como verás, muchos de ellos son comunes y compartidos con el resto de autorizaciones de residencia por circunstancias excepcionales (el arraigo familiar y el social).

    ¿Cuáles son estos requisitos?

     

    Requisitos generales

     

    • Carecer de antecedentes penales tanto en España como en el resto de países en los que se haya residido en los últimos 5 años (así como en tu país de origen)
    • Ser ciudadano de fuera de la Unión Europea
    • No tener la entrada prohibida a España
    • Encontrarse en situación irregular (es decir, sin un permiso de residencia válido y en vigor)

    Además de estos 4 requisitos, encontramos 2 con especial importancia y que caracterizan de manera principal a este tipo de arraigo: la permanencia continuada en el país y la capacidad de acreditar la relación laboral.

    Veamoslos.

    Permanencia continuada en España

     

    Será fundamental poder demostrar que has permanecido durante un mínimo de 2 años en España de manera continuada.

    Este plazo de tiempo debe ser inmediatamente previo a la fecha de solicitud (es decir, no puede pasar tiempo entre medio).

    Además, la palabra continuada cobra gran importancia aquí. Pues el plazo de residencia debe darse sin ausencias prolongadas (aunque el reglamento permite que abandones el país por un plazo no superior a los 3 meses en total durante todo el periodo).

    ¿Cómo puedes demostrar esta permanencia?

    Básicamente a través de documentos oficiales emitidos por la administración pública en la que claramente se vea la fecha de la emisión del mismo y tu nombre.

    Hablamos de documentos emitidos por el ayuntamiento (como el volante de empadronamiento), por los servicios de salud (como justificantes médicos de la seguridad social), aunque facturas o envíos de dinero también sería documentos válidos.

    Aquí cuanto más puedas aportar, ¡mejor!

    Relación laboral

     

    Finalmente, quizás el requisito más importante es acreditar que has estado trabajado (aunque sea sin contrato de trabajo) por lo menos durante 6 meses durante estos 2 años en España (anteriores a la solicitud).

    En este caso, el contrato será válido tanto si se produjo tanto a tiempo parcial como en jornada completa; aunque el mínimo de horas semanales admitidas es de 30 horas semanales

    Es decir, si tenías un contrato a media jornada en el que hacías 25 horas semanales, no podrías solicitar el arraigo laboral.

    Además, las prácticas de carácter formativo no estarían aquí incluidas y no serían válidas para esta autorización.

     

    Cómo acreditar la relación laboral

    Este es un punto muy importante, pues una de las claves en este proceso es poder demostrar efectivamente que hemos trabajado en una empresa o bajo las órdenes de un empleador concreto (aunque sea de manera ilegal).

    No disponer de suficientes pruebas que demuestren esta relación laboral supondrá que nos rechacen la solicitud (aunque efectivamente tuviera lugar).

    ¿Cómo lo podemos demostrar?

    • A través de una resolución administrativa que confirme la relación a través de un acta de inspección de trabajo
    • Gracias a una sentencia de los tribunales justicia que establezcan que ha existido la relación
    • Con un acta de conciliación, en la que el empleador reconoce por escrito que nos había contratado irregularmente

    Estas tres opciones suelen suponer una denuncia previa por parte del extranjero notificando de la situación de contrato ilegal (lo que hace que esta figura de arraigo sea muy poco usada). Una vez las autoridades a través de la inspección lo puedan verificar, ya dispondrán de pruebas suficientes para aceptar nuestra solicitud. 

    Aunque, con la nueva modificación del reglamento, existe una cuarta vía:

    • Si has trabajado de manera legal, con cualquier medio de prueba válido en derecho podrás acreditar la relación laboral, aunque lo más habitual informe de vida laboral y tu contrato de trabajo (ya que ahora sí dispones de uno).

     

    ¿Y qué pasa con los autónomos?

     

    Hasta ahora hemos hablado del caso en el que el extranjero debía demostrar que ha trabajado para una empresa, aunque de manera clandestina.

    Pero, ¿qué pasa con los extranjeros que ofrecen sus servicios de manera independiente trabajando como «autónomos» no dados de alta?

    En estos casos, al no poder acreditar una relación laboral con ninguna empresa, éstos estarían excluidos del arraigo laboral.

    Esto es así por ahora, ya que es posible que en un futuro cercano la legislación relacionada cambie y pase a acogerles también.

    No obstante, si eras falso autónomo y eres capaz de demostrarlo (con sentencia judicial que lo acredite), podrías llegar a lograr una solicitud de arraigo favorable. No obstante, se trata de un proceso muy complicado y difícilmente realizable.

     

    Arraigo laboral sin denuncia

     

    Muchos extranjeros tienen un sentimiento contradictorio al solicitar el arraigo laboral.

    Por una parte quieren iniciar el trámite ya que es la puerta a obtener una residencia y trabajo en España (por lo tanto regularizan finalmente su situación después de 2 años); pero por otra sienten cierta reticencia ya que van a tener que denunciar al empleador que les ha estado dando trabajo durante este tiempo.

    ¿No existe ninguna manera de solicitar con éxito el arraigo laboral sin tener que denunciar al empleador?

    Pues afortunadamente la respuesta es si.

    Debemos entender que la denuncia no es más que un trámite para que se produzca una inspección laboral y con ello las autoridades verifiquen que efectivamente estamos trabajando en la empresa de manera ilegal, pudiendo así acreditar y demostrar la relación laboral.

    No obstante, si somos capaces de darle suficientes pruebas a la oficina de extranjería conforme realmente dicha relación de trabajo ha existido durante mínimo 6 meses, no hará falta la denuncia.

    El caso más claro lo encontramos con la nueva sentencia del supremo, en la que se permite solicitar el arraigo aunque hayamos trabajado de manera legal.

    Aquí con el informe de vida laboral será suficiente (sin denuncia).

    Pero también es válido para los casos de trabajo clandestino. Si somos capaces de usar cualquier otra prueba de derecho que sea suficiente para extranjería, la denuncia no sería necesaria.

    No obstante, esto no significa que no se inicie una inspección de trabajo y un posterior proceso sancionador (con sanciones de mínimo 10.000€). Es decir, no habría denuncia pero si investigación y sanción por parte de trabajo.

    Como conclusión, en caso de no querer perjudicar de ninguna manera al empleador, la opción más adecuada sería la del arraigo social.

    ¿Cómo solicitar arraigo laboral en España?

     

    Una de las principales ventajas del arraigo laboral es que se trata de una solicitud sencilla y rápida, que no requiere presentar un contrato de trabajo.

    Tienes dos opciones para solicitar esta autorización:

    • La recomendada, que es enviando toda la documentación de manera online (necesitarás certificado digital); una opción mucho más rápida y cómoda.
    • Si no dispones de certificado digital, siempre puedes pedir cita previa y acudir a la oficina extranjería más cercana.

    Una vez mandes todos los documentos, extranjería dispone de 3 meses para emitir una resolución. Si tras este plazo no recibes una respuesta, tu solicitud se considerará rechazada por silencio administrativo negativo.

    Una vez tengas tu resolución, deberás acudir con ella a la oficina de extranjería a solicitar tu TIE (la tarjeta de residencia física que contiene tu NIE y tipo de residencia). 

     

    Documentación exigible

     

    ¿Qué documentos deberás incluir en tu solicitud? Los siguientes:

    • Modelo EX-10, que puedes descargar aquí
    • Pasaporte y copia del mismo
    • Certificado de antecedentes penales (traducido legalmente y apostillad)
    • Documentación que acredite la existencia de la relación laboral por 6 meses y la permanencia en España 2 años (ver apartados anteriores)
    • Pago de la tasa correspondiente, modelo 790-012

     

    Diferencias entre arraigo laboral y social

     

    Dado que ambas opciones son adecuadas para el extranjero que lleva cierto tiempo viviendo en España de manera irregular, muchas personas tienen dudas acerca de cuáles son las diferentes entre el arraigo social y el laboral.

    Y la verdad es que son figuras totalmente distintas. 

    En primer lugar, el arraigo social se concede a los extranjeros que llevan viviendo 3 años en España de manera irregular (vs los 2 años requeridos por parte del arraigo laboral).

    Otro de los requisitos que diferencia ambas opciones es que el arraigo social exige demostrar una integración con la sociedad española.

    Como hemos visto, eso no es algo que el arraigo laboral exija, aunque el hecho de tener que haber trabajado durante 6 meses puede ser un inconveniente parea muchos.

    Finalmente, el arraigo social exige encontrar a un empleador dispuesto a contratarnos para poder solicitar la residencia con éxito. Es por eso que muchos extranjeros que podrían solicitar el arraigo laboral deciden esperar un año extra y solicitar el social.

    Pues como ya tienen una oferta de trabajo (el mismo empleador que les ha contratado irregularmente) prefieren evitar denunciar al empleador.

     

    Si todavía tienes dudas y te gustaría que nuestro equipo de abogados expertos en extranjería te asesore sobre qué camino es mejor y cómo solicitar tu residencia paso a paso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros aquí:

     

    Quiero hablar con un abogado

     

    0/5 (0 Reviews)
    Share via
    Copy link
    Powered by Social Snap