fbpx

Una autorización de residencia sencilla de solicitar con requisitos fáciles de cumplir. Una residencia que te permite vivir y trabajar legalmente en el país durante 1 año, con posibilidad de renovar. Hablamos de la residencia por arraigo familiar en España, y en este artículo descubrirás todo lo que necesitas saber para lograr una solicitud exitosa. Analizaremos los diferentes casos permitidos para este arraigo, requisitos, alternativas principales en caso de no cumplirlos, proceso de solicitud paso a paso y documentación a aportar. 

¿Qué es la residencia por arraigo familiar?

 

El arraigo familiar es una autorización de residencia por circunstancias excepcionales que otorga la capacidad de vivir y trabajar en España durante 1 año a aquellos extranjeros no comunitarios con hijo o padres españoles.

El proceso de solicitud es bastante sencillo en cuanto a requisitos, y eso sumado al hecho que esta autorización se debe conseguir mientras el extranjero está en situación irregular (no es necesario pedir un visado para entrar a España) la convierten en una opción muy favorable.

Además, como hemos comentado, te permite trabajar en el territorio español tanto por cuenta ajena (trabajando para una empresa), como por cuenta propia (es decir, dándote de alta como autónomo/a y ofreciendo tus servicios como profesional independiente).

Junto con los dos otros tipos de arraigo (el social y el laboral) el arraigo familiar está regulado en el Artículo 123 (y de manera más concreta en el 124) del reglamento general de extranjería español.

Existen diferentes maneras de conseguir esta autorización como ahora veremos, pero todas tienen algo en común: para solicitar el arraigo familiar es necesario ser familiar de un ciudadano español o comunitario.

 

 

Cómo conseguir el arraigo familiar: los 2 supuestos

 

Así, hay 2 maneras diferentes o 2 supuestos en los que un extranjero puede solicitar la residencia por arraigo familiar en España.

¿Cuáles?

 

Arraigo familiar por hijo español

 

La primera vía para conseguir este tipo de arraigo es ser padre de un hijo español o comunitario menor de edad.

No obstante, existe un matiz importante.

Pues para conseguir el arraigo familiar por se padre de un niño español es necesario que no estés conviviendo con el menor, pero si estés al día de tus obligaciones paternofiliales.

Es decir, no vives con tu hijo o hija pero puedes demostrar que le visitas de manera frecuente, que realizas los pagos de su pensión alimenticia, etc.

¿Y qué sucede si convives con el niño? En ese caso, buenas noticias.

Pues en lugar de solicitar el arraigo deberás solicitar una nueva tarjeta de residencia conocida como tarjeta para padres de niños españoles.

Ésta es mucho más beneficiosa, ya que ofrece las mismas condiciones que el arraigo familiar, pero la diferencia es que es por 5 años en lugar de 1.

 

Arraigo familiar por hijo comunitario

 

Por otro lado, si eres extranjero pero tu hijo es italiano, alemán, francés o de cualquier país de la Unión Europea también podrías solicitar tu arraigo familiar.

Pero, de nuevo, encontramos dos casos diferentes aquí:

  • Si dispones de medios económicos suficientes, en lugar del arraigo solicitarás la tarjeta comunitaria (tarjeta por 5 años)
  • Si no dispones de medios suficientes y tampoco convives con tu hijo o hija, entonces sí deberás solicitar el arraigo familiar

 

Arraigo familiar por ser hijo de español de origen

 

Por otro lado, encontramos el caso en el que eres hijo de ciudadano español de origen; es decir, tienes o bien padre o madre originariamente españoles.

Aquí simplemente deberás aportar tu partida de nacimiento para demostrar el vínculo familiar y su la de tu padre o madre para verificar que son españoles de origen, y el arraigo familiar será tuyo.

 

Arraigo familiar por matrimonio

 

De manera errónea muchos extranjeros piensan que pueden solicitar el arraigo familiar también por matrimonio.

Es decir, si su cónyuge es español/a.

De nuevo, el arraigo no aplica en estos casos, sino que la tarjeta correspondiente es la tarjeta comunitaria (que como hemos visto es mucho más beneficiosa por sus 5 años de duración).

Este será el caso tanto si estás casado/a con un ciudadano español (o comunitario), como si has constituido paraje de hecho con el mismo.

 

¿Tienes dudas hasta aquí? Pregúntanos lo que sea y consigue respuesta inmediata:

     

     

    Requisitos para el arraigo familiar

     

    Además de encontrarte en uno de los supuestos anteriores, existen una serie de requisitos que también deberás cumplir para solicitar esta autorización de residencia por circunstancias excepcionales:

    • Carecer de antecedentes penales y policiales
    • No ser ciudadano comunitario
    • Encontrarte en España (ya que no puedes solicitar desde tu país de origen), aunque sea en situación irregular

    Ten en cuenta que a diferencia del arraigo social o laboral, en este caso no es necesario demostrar un tiempo previo de residencia en España; por lo que podrías solicitar esta autorización tras haber estado simplemente 1 o 2 semanas en el país.

    Tampoco será necesario aportar un contrato de trabajo ni demostrar la posesión de medios económicos suficientes.

     

    Documentos que deberás aportar

     

    Al tratarse de un trámite simple, no hay gran cantidad de documentos que deberás aportar en tu solicitud. ¿Cuáles son?

    • Modelo de solicitud EX-10
    • Certificado antecedentes penales país de origen
    • Tu pasaporte (incluyendo una copia)
    • El certificado de nacimiento de tu hijo español o comunitario (en caso de optar por esa vía)
    • Si eres hijo de padre madre originariamente español, tu partida de nacimiento para demostrar el vínculo de parentesco
    • La partida de nacimiento de tu padre o madre (el que fuera español de origen)

    Cabe recordar que cualquier documento extranjeros debe estar traducido al español, y legalizado/apostillado. Esto aplicará especialmente en el caso de las partidas de nacimiento.

     

    ¿Dónde se solicita y cómo funciona el proceso de solicitud?

     

    Una vez tengas toda la documentación lista, deberás prepararla y enviarla a la Oficina de Extranjería correspondiente a tu residencia habitual.

    Puedes encontrar la más cercana a través de este enlace.

    No obstante, tienes dos opciones diferentes para mandar tu solicitud de arraigo familiar:

    1. Pedir cita previa con extranjería y acudir de manera presencial para entregar la documentación
    2. Presentar todos los documentos online. Esta es sin duda la opción recomendada, pues el proceso irá mucho más rápido y conseguirás tu resolución en menor tiempo. Puedes presentar online usando tu certificado digital a través de la plataforma Mercurio.

    El tiempo de resolución exacto variará según la oficina extranjería en cuestión (las de las grandes ciudades irán más lentas al tener mayor carga de expedientes). No obstante, este es un procedimiento que no se suele demorar mucho, por lo que podrías conseguir la resolución en muy pocas semanas.

    Una vez consigas tu resolución favorable, deberás entonces solicitar tu tarjeta física (TIE).

    Para ello, deberás ir con tu pasaporte, la resolución positiva, el formulario EX-17, el pago de la tasa 790-021 y 3 fotografías de carné a la oficina de extranjería para solicitarla.

     

    ¿Qué hago deniegan mi solicitud?

     

    Es poco habitual que denieguen tu solicitud, pues si lees con detenimiento este artículo y te aseguras de cumplir con todos los requisitos no deberías tener ningún problema.

    No obstante, es posible que por cualquier motivo la solicitud queda rechazada.

    En ese caso vas a tener dos opciones diferentes:

    1. Realizar un recurso de reposición por vía administrativa
    2. Acudir a la vía judicial directamente presentando un recurso contencioso administrativo

    Emprender el camino del recurso, sea del tipo que sea, puede ser una tarea tediosa y complicada.

    Escogerás una vía u otra según tu situación particular, aunque en muchas ocasiones puede ser recomendable no usar ninguna de estos dos caminos para evitar perder tiempo y dinero.

    Es por eso que nuestra recomendación es que te pongas en contacto con nuestros abogados para que podamos valorar tu situación. Analizaremos si realmente es necesario realizar un recurso (en caso de que sí, veremos qué tipo), o si lo recomendable sería optar por otras vías alternativas para terminar consiguiendo la residencia en España.

    Renovación

     

    Tal y como hemos mencionado, cualquier residencia por arraigo tiene una duración de un año.

    ¿Qué sucede cuando este año llega a su fin?

    Si tu intención es seguir viviendo en España, no vas a poder renovar. Técnicamente lo que harás será una modificación: modificar a un permiso de residencia regular.

    Y aquí es donde viene uno de los mayores inconvenientes asociados con esta autorización de residencia.

    Pues si bien es muy fácil acceder al arraigo familiar en primer lugar, la renovación tiene una serie de requisitos bastante estrictos (especialmente laborales) que supongan en muchos casos dificultades.

    Así, para renovar tendrás tres opciones disponibles. Podrás modificar a:

    • Residencia no lucrativa, en caso de disponer de medios económicos suficientes y no haber trabajado (ni querer hacerlo en el futuro).
    • Permiso de trabajo por cuenta propia, si has estado prestando tus servicios como profesional independiente
    • Permiso de trabajo por cuenta ajena, si puedes demostrar que has trabajado durante un mínimo de tiempo en el país

    Si no cumples con los requisitos para ninguna de estas tres opciones, podrías realizar una prórroga del propio arraigo familiar (equivalente a una segunda solicitud). Esta prórroga únicamente puede realizarse si accediste a la tarjeta por tener un hijo menor de edad español o comunitario (el supuesto de tener padres españoles no te permitirá esta prórroga).

     

    Para cualquier duda, nuestros abogados están a tu completa disposición:

    Quiero hablar con un abogado

     

     

    0/5 (0 Reviews)
    Share via
    Copy link
    Powered by Social Snap