fbpx

¿Qué diferencias hay en la compra de una vivienda en España tras el Brexit? ¿Puedo seguir haciéndolo como ciudadano británico? ¿Me va a costar lo mismo? Durante los últimos meses, estas han sido algunas preguntas muy frecuente que han generado cientos de dudas y dolores de cabeza, pero en este artículo encontrarás todas las respuestas que necesitas. Exploraremos cómo ha cambiado el proceso de compra de bienes inmuebles para los británicos, y comprenderemos todas las implicaciones que deberás tener en cuenta si estás a punto de comprar una propiedad en el país. Ciertos aspectos han cambiado mientras otros se han quedado iguales. Descubramos las principales diferencias.

 

¿Pueden los ciudadanos británicos comprar una vivienda en España después del Brexit?

 

Sí, y sin ningún tipo de problema.

La nacionalidad del comprador no influye de ninguna manera en su capacidad para adquirir una propiedad en el país.

Siempre que encuentren un vendedor, acuerden un precio y estén dispuestos a pagar ese precio específico, la propiedad será suya.

Además, el proceso es exactamente el mismo (que puedes encontrar detallado aquí).

Sin embargo, si es cierto que los ciudadanos británicos pueden encontrar a partir de ahora dificultades adicionales a la hora de solicitar una hipoteca; además de que existen algunas diferencias adicionales en lo que respecta a los impuestos y otros temas legales relevantes que exploraremos a continuación.

Pero la capacidad de compra no se ha visto afectada tras la salida de la Unión Europea. Todavía pueden seguir adquiriendo su piso o casa en el país, y pueden hacerlo en la región española que prefiera.

 

¿Los precions van a ser más caros?

 

No, el precio de la vivienda es exactamente el mismo independientemente de quién sea el comprador o de dónde sea. Así que lo único que hay que tener en cuenta aquí es la dirección en la que se mueve el mercado inmobiliario y si la tendencia de precios es alcista o no.

Además, los impuestos y costes específicos asociados al proceso de compra se mantienen iguales.

Al comprar una propiedad, tendrás que pagar:

  • IVA
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados
  • Gastos de notaría (que se definen en función del número de cláusulas de la escritura)
  • Gastos de registro

Puede encontrar una explicación detallada de todos esos costes e impuestos en este artículo, pero por ahora ten en cuenta que los gastos asociados a la transacción serán los mismos independientemente de tu nacionalidad.

No obstante, hay un factor que puede afectar al precio (al menos desde tu perspectiva) y que sí depende del Brexit: la fluctuación de la libra y el euro.

Puede encontrar aquí la evolución de la disparidad entre ambas monedas de los últimos meses y años, y podrás observar claramente una volatilidad importante.

Esta volatilidad puede modificar tu poder adquisitivo y hacer que el precio existente de la propiedad sea mayor o menor en función de los movimientos de la moneda (que después del Brexit pueden ser todavía más notorios).

 

comprar vivienda España tras Brexit

¿Tengo derecho a alquilar mi vivienda?

 

100%.

Como ciudadano británico, puedes alquilar tu propiedad o tenerla vacía durante todo el año y para visitarla durante determinados meses del año únicamente.

Es decir, puedes usar tu vivienda como prefieras tras comprarla, y el proceso del Brexit no ha afectado a esta opción.

Sin embargo, lo que sí ha afectado al proceso son los impuestos que pagarás si la alquilas la propiedad.

En uno de nuestros artículos en el que hablamos de las principales implicaciones fiscales para los residentes y no residentes fiscales en el territorio español profundizamos en este tema, pero aquí te resumimos los princiaples puntos y te facilitamos los porcentajes más relevantes.

Supongamos que vas a alquilar tu vivienda en España durante el año.

Anteriormente, como ciudadano de la Unión Europea únicamente tenías que pagar el 19% de impuestos sobre los ingresos que generaban las rentas del alquiler.

Pero ahora, como ciudadano extracomunitario, ese porcentaje aumenta. Tendrá que pagar un 24% de impuesto sobre la renta como no residente (IRNR) sobre los ingresos generados; y no podrás deducir los gastos de alquiler.

Este impuesto se paga trimestralmente, y te recomendamos ponerte en contacto con un abogado fiscalista para que gestione la presentación de los distintos modelos, evitando así que se te pase cualquier plazo.

 

¿Hay alguna otra diferencia en cuanto a impuestos?

 

Sí, y una muy importante.

Porque en muchos casos, los ciudadanos del Reino Unido no tienen su propiedad alquilada y sólo la usan cuando vienen a España (normalmente durante los meses de verano).

Pues bien, si ese es el caso, seguirás pagando impuestos, pero esta vez sobre los ingresos que hubieras generado si hubieras alquilado, y a un porcentaje diferente (superior) que si siguieras siendo de la Unión Europea.

Así, pagarás el 24% sobre el valor catastral del inmueble multiplicado por el 1,1% o el 2% (según la última revisión del inmueble), y tendrás que hacerlo anualmente.

 

¿Puedo seguir visitando el país y mi propiedad regularmente a lo largo del año?

 

Empecemos a hablar de las cuestiones de extranjería más importantes, pues se trata de una de las áreas legales que han más ha cambiado y que más pueden afectar a los ciudadanos del Reino Unido.

En primer lugar, sí, puedes visitar España y tu propiedad regularmente durante el año, pero con algunas limitaciones.

Al igual que antes, sólo podrás visitar el país durante 3 meses (en un periodo de 180 días) antes de tener que solicitar un permiso de residencia regular.

Y puedes hacerlo sin necesidad de conseguir un visado de turista (simplemente con un pasaporte válido, pero demostrando que tiene fondos suficientes para mantenerte durante tu estancia en el país).

Sin embargo, si desea permanecer más de 90 días, las cosas han cambiado.

Como ciudadano de la UE, podías instalarte fácilmente en cualquier país de la Unión Europea y empezar a vivir y trabajar legalmente con bastante rapidez gracias al certificado de registro de la UE.

Pero tras el Brexit, los ciudadanos del Reino Unido no pueden beneficiarse de ese acuerdo de libre circulación y deben solicitar un permiso de residencia regular.

Ese proceso es más complejo e implica cumplir ciertos requisitos. Aquí puedes encontrar una lista completa de los diferentes tipos de residencia y los requisitos para cada uno.

Comprar una propiedad para obtener la residencia como ciudadano del Reino Unido

 

A pesar de que el Brexit ha creado muchos inconvenientes para los ciudadanos del Reino Unido que quieran empezar a vivir en España (haciendo que la gran mayoría de los procedimientos legales sean mucho más tediosos y lentos), no todo son malas noticias.

Como hemos mencionado en el último apartado, si quieres permanecer en el país más de 3 meses debes solicitar un permiso de residencia regular.

Pero si adquiere una propiedad podrás obtener fácilmente la residencia bajo el programa golden visa.

Este permiso, el visado de inversor, te permite vivir en el país durante 2 años (con posibilidad de renovación), y sólo requiere visitar España una vez al año (a diferencia de las otras residencias que piden un mínimo de 6 meses en el país).

Para solicitarlo, únicamente tendrás que asegurarte que tu inversión inmobiliaria es de 500.000 € como mínimo, y la golden visa será tuya.

No obstante, si la inversión es demasiado alta para la propiedad que pretendes comprar, siempre puedes recurrir al permiso de residencia no lucrativo, una gran opción por sus sencillos requisitos pero con el inconveniente de no permitirte trabajar.

 

El mercado inmobiliario español tras el Brexit y los movimientos de precios

 

Antes de la pandemia, el mercado inmobiliario en España se encontraba en expansión y crecimiento.

La fase de recuperación tras la crisis de 2008 parecía ser cosa del pasado e invertir en el país era una buena opción para los inversores de todo el mundo.

Sin embargo, con la actual crisis sanitaria las cosas no son tan estables ni mucho menos predecibles.

Se han producido fluctuaciones en los precios de la vivienda (además de los del aquiler, mucho más notorios), especialmente con una tendencia a la baja.

La reducción del poder adquisitivo de muchos ciudadanos españoles y la falta de inversores extranjeros (además de muchos expatriados que no se están trasladando al país debido a las restricciones) ha reducido la demanda, de ahí que los precios hayan caído.

Tendremos que esperar a que la situación mundial se recupere y vuelva a la normalidad para ver cómo evoluciona este mercado, pero es poco probable que el mercado inmobiliario español deje de ser una buena oportunidad de inversión para los nacionales del Reino Unido (tanto para aquellos dispuestos a alquilar durante todo el año como para los que pretenden quedarse durante determinados meses).

 

Asistencia legal para comprar una propiedad después del Brexit

 

Como puede ver, las cosas siguen casi igual tras el Brexit.

Los ciudadanos británicos lo siguen teniendo fácil para comprar una propiedad en el país, e incluso pueden beneficiarse de algunas de las iniciativas creadas por parte del gobierno para atraer la inversión extranjera (como el programa para inversores y su golden visa).

Si tiene alguna duda sobre cómo llevar a cabo este proceso inmobiliario como extranjero o que nuestro equipo de abogados inmobiliarios te acompañe paso a paso, no dudes en ponerse en contacto con nosotros.

Estamos a tu completa disposición las 24 horas del día:

 

Quiero hablar con un abogado

 

 

0/5 (0 Reviews)
Share via
Copy link
Powered by Social Snap