Tal vez no existe otro país en el mundo tan ideal para los extranjeros. El clima, la comida, el paisaje, la gente, las condiciones de vida y trabajo, los precios… Todo lo que se te pueda ocurrir es básicamente ideal para iniciar una nueva vida en otro país. Y en este artículo demostraremos por qué. Si quiere acceder a la guía más completa que te enseñará, paso a paso, cómo trasladarte y moverte a España… ¡sigue leyendo!

 

¿Es una buena idea trasladarse a España?

 

La respuesta a esta pregunta es evidente. La palabra «España» tiene asociadas casi todas las connotaciones que hacen posible una gran vida.

Un clima perfecto todo el año. Comida increíble que te hace querer salir a cenar fuera todos los días. Personas amigables y de mente abierta que hacen posible entablar una conversación en cualquier lugar. Una cultura que pone énfasis en el equilibrio entre el trabajo y vida privada para que el estrés no sea un problema. Y un paisaje diverso dentro del territorio nacional que ofrece tanto montaña como mar, tanto playas increíbles como rutas de senderismo.

¿Qué más quieres?

Eso es España. Y eso es algo que extranjeros de todo el mundo ya han experimentado, y por eso el país está tan lleno de ellos.

Por lo tanto, la respuesta a la pregunta ya se puede encontrar. Sí, vivir en España es una buena idea. Pero a lo largo de este artículo te convenceremos con todos los factores que faltan.

 

¿Es difícil?

 

El proceso de reubicación en España no es difícil.

Sin embargo, debemos hacer una distinción importante.

Si eres ciudadano de la Unión Europea el proceso es muy simple. Y no sólo por la proximidad geográfica, sino también por todos los diferentes procedimientos legales que deberás realizar.

Por otro lado, las cosas pueden complicarse un poco más si eres no comunitario. Eso significa obtener un permiso de residencia desde 0 (a menos que ya poseas la residencia permanente en cualquier otro país de la UE), y los requisitos pueden ser un poco difíciles a veces.

Pero eso no es una barrera que pueda impidirte considerar España como una opción viable. Como veremos dentro de un momento, el catálogo de residencias es bastante amplio, por lo que encontrar una que se ajuste perfectamente a tu situación es totalmente posible.

Además, si sigues el consejo legal correcto no habrá lugar para errores.

Finalmente, claro está que a día de hoy tienes toda la información que necesitas online. Existen cientos de grupos de extranjeros que ya se han trasladado a España y que están dispuestos a ayudar a cualquiera. Así que si necesitas conseguir la información correcta que te abra camino y haga que el traslado a España sea algo sencillo, únicamente necesitas un ordenador y conexión a Internet.

 

moverse a España

 

¿Dónde debería moverme exactamente?

 

España ofrece un paisaje completamente variado. Tiene zonas más frías y montañosas en el norte, y toda la región costera con playas alucinantes y buen tiempo en el sur.

Cada ciudad y región es única, con su propia cultura, gastronomía y gentes.

Esto, sin lugar a dudas, es un aspecto completamente positivo al mudarse al país. Podrías estar viajando por el territorio español sin parar y nunca aburrirte, siempre aprendiendo algo nuevo y sorprendiéndote con lo que vas encontrando.

Pero a la vez plantea la difícil cuestión de dónde establecerse exactamente. ¿Madrid o Barcelona? ¿Debería ir a Valencia o empezar a vivir en Sevilla?

Nuestro consejo aquí es simple: descúbrelo tu mismo.

La decisión exacta dependerá enormemente de tus preferencias personales, así que: ¿qué sería mejor que descubrirlo en persona?

Una vez que llegues al país, pasa las primeras semanas o meses viajando. Visita el norte, el centro y el sur. Intenta experimentar lo máximo posible cómo sería vivir en cada lugar; y después de haber visitado los principales rincones, toma la decisión.

¡Esa es la única manera de encontrar realmente lo que necesitas!

 

Principales cuestiones a considerar al trasladarse

 

El proceso de moverse al territorio español implica muchos aspectos. Desde todas las cuestiones legales que tendrás que resolver, hasta la selección de tu vivienda y encontrar trabajo en el país. Por eso hemos dedicado un apartado para cada uno de los principales pilares que afectarán a tu vida como extranjero que se ha trasladado a España.

¡Veámoslos en detalle!

Transporte

 

El primer paso del viaje será todo lo que tiene que ver con el transporte físico a España.

No sólo tendrás que viajar tu mismo/a al país, sino que tal vez también traigas contigo sus pertenencias (como muebles por ejemplo).

En ese sentido, tienes suerte. Europa es uno de los principales centros de transporte del mundo gracias a su ubicación geográfica. Por lo tanto, no importa si traes tus pertenencias por mar, aire o tierra: no experimentarás ninguna dificultad.

Únicamente debes asegurarte de comparar entre las principales empresas más fiables para no pagar un precio excesivo, con eso el proceso será sencillo.

Sin embargo, también te recordamos que cualquier «bulto» tendrá que pasar por aduanas, y allí serán cuidadosamente revisados. Algunos artículos pueden estar prohibidos o restringidos, y tendrás que declararlos.

Por lo tanto, asegúrate de comprobar de antemano lo que puedes y lo que no puedes traer a España, y también cuaáles son las cantidades máximas.

Pero, ¿qué pasa si también quieres viajar con tu mascota? No hay problema: simplemente deberás tener en cuenta una serie de consideraciones básicas.

Básicamente deberás vacunar primero a tu perro o gato contra la rabia y otras enfermedades similares, y ponerles un chip ISO. No pueden entrar a la UE si tienen menos de 3 meses de edad; y puedes llevar, como máximo, 5 mascotas contigo.

Aquí puede encontrar una guía completa con todas las normas que te ayudarán a viajar a España con su mascota.

 

 

Inmigración: Visados y permisos de residencia

 

Esto será para muchos la parte más tediosa. Pues si planeas vivir en el país a largo plazo, deberás solventar tu situación legal como extranjero en el país primero.

¿Cómo hacerlo?

Dependerá de si eres ciudadano de la UE o no.

Si lo eres, buenas noticias. Únicamente tendrás que conseguir lo que se conoce como certificado de registro de la UE y tu número NIE. Y con eso podrás quedarte legalmente a vivir y trabajar en el país.

¿Pero qué pasa si no lo eres?

Si no eres un ciudadano de la UE es posible que debas solicitar un visado de corta duración o un visado de turista para los primeros 3 meses en España. Y, si planeas quedarse más tiempo que eso, tendrás que solicitar un permiso de residencia temporal regular.

Es decir, deberás comprobar cuáles son las diferentes vías disponibles, y como todas ellas tienen diferentes requisitos, averiguar cuál es la que mejor se ajusta a su situación.

Por ejemplo, si no tiene previsto trabajar en el país, puedes solicitar un el visado de residencia no lucrativo; si estás dispuesto a invertir en el país entonces el visado de inversor es la opción correcta, etc. Así, dependiendo de tus planes y de tu situación actual, un visado será más aconsejable que el otro.

Aquí puede encontrar una lista completa con todas las residencias y sus requisitos.

Sin embargo, hay ciertos requisitos comunes sin importar el permiso en cuestión:

  • No disponer de antecedentes penales en ninguno de los países en los que has vivido durante los últimos 5 años
  • Tener un seguro médico privado con la misma cobertura que el sistema de salud español ofrece
  • Demostrar la posesión de medios económicos suficientes (que variarán según el tipo de permiso).

Por último, y como nota final, ten en cuenta que muchos permisos de residencia deben ser solicitados desde tu país de origen. Por regla general, no se puede obtener la residencia después de entrar en España con el visado de turista, a menos que el que se solicite esté bajo la Ley de Emprendedores.

 

Trabajar en España

 

Este es otro de los pilares más importantes de tu nueva vida en el país: el trabajo y el mundo laboral.

En primer lugar, tendrás que obtener un número de seguridad social para empezar a trabajar en España. Conseguirlo es muy fácil, y se puede hacer en menos de 1 hora en la Oficina de la Seguridad Social.

Como mencionamos en la sección anterior, si eres ciudadano de la Unión Europea será suficiente con obtener tu certificado de registro de la UE y el NIE para empezar a trabajar.

Pero si eres ciudadano extracomunitario debes solicitar primero un permiso de trabajo. Es posible que la residencia que consigas ya le ofrezca la posibilidad de trabajar en el país, lo que significa que es en sí mismo un permiso de trabajo (como el visado de inversor o el permiso de familiar de un ciudadano de la UE). Pero si no es así, tendrás que obtener un visado de trabajo regular.

La tasa de desempleo en el país es bastante alta, especialmente después de la crisis de 2008. Y es aún más alta si consideramos el segmento más joven de la población. Para cualquier puesto de trabajo te enfrentarás a la competencia de muchos solicitantes, tanto nacionales como extranjeros, así que asegúrate de empezar a buscar una oferta de trabajo desde tu país de origen con tiempo suficiente antes de trasladarte.

Sin embargo, ciudades como Madrid o Barcelona se han convertido recientemente en importantes centros de creación de empresas en Europa, con un marcado espíritu empresarial. Por lo tanto, las oportunidades allí abundan, especialmente para los jóvenes talentos.

Además, muchas empresas multinacionales o internacionales que tienen sus oficinas en España necesitan personas que hablen idiomas extranjeros, lo que podría abrirle muchas puertas.

Por último, hablemos de lo idílica que es la vida laboral en el país. 40 horas de trabajo a la semana, pero con muchas reuniones sociales al terminar que hacen que la semana sea fácil de navegar. 14 días de fiestas nacionales al año y 22 días de vacaciones pagadas.

El equilibrio entre la vida laboral y la vida personal en España puede ser uno de los mejores del mundo.

 

Coste de vida

 

¿Es caro vivir en España?

No. Una de las razones por las que el territorio español es el lugar ideal para trasladarse es su bajo coste de vida. Si se compara con los principales países europeos, España siempre ganará en esa batalla.

Y sí, el coste de vida en el territorio español es más barato que en el Reino Unido o los Estados Unidos. No hay ninguna duda al respecto. Sólo para que tengas una idea general, puedes jubilarte en el país con 20.000 euros al año, y disfrutar de una calidad de vida decente y agradable.

Como es lógico, las grandes ciudades como Madrid o Barcelona ofrecen de costes más altos, básicamente debido a los precios del alquiler. Pero si tenemos en cuenta lo barato que es salir a comer o cenar, el coste de los alimentos, los servicios públicos y todos los demás costes que se suman a final de mes, el país sigue siendo completamente asequible.

Pero, como todo, esto tiene una contrapartida: los salarios. El salario medio es mucho más bajo que si se compara con el del Reino Unido, Francia o Alemania; y eso es algo que realmente se puede percibir al empezar a trabajar para una empresa española.

A finales de 2019, el salario medio era de 1.695 euros y el salario mínimo es de 950 euros al mes (si se paga en 14 pagos).

Puedes aprender más sobre el mercado laboral español en esta guía.

 

cómo moverse a España

 

 

Vivienda

 

Tus decisiones de alojamiento o de vivienda serán uno de los principales costes en tu nueva vida en el extranjero. Por eso es crucial tener en cuenta todo lo relacionado con ello.

Nuestra recomendación es simple. Lo primero que debes hacer al llegar a España es alojarte en un hotel o en una Airbnb mientras buscas un piso o casa para alquilar. ¿Por qué? Porque no debes firmar nada antes de haberlo visto en persona.

Esto evitará muchos problemas que te pueden hacer perder dinero.

Antes de llegar al país, busca por internet para tener varias opciones. Pero no tomes ninguna decisión hasta que hayas llegado a tu ciudad y visitado el apartamento en persona.

¿Dónde debe buscar un piso o una casa para alquilar? Las principales plataformas son:

Aquí puedes encontrar un artículo lleno de consejos útiles que te permitirán navegar fácilmente por todo el proceso de alquiler como extranjero.

Por otro lado, también será importante decidir entre comprar o alquilar.

Aquí podemos también seguir la misma recomendación que se vimos en la primera sección, que era que primero hay que viajar por el país antes de elegir el lugar para instalarse. Por lo tanto, lo que sugerimos aquí es alquilar en primera instancia mientras viajas o mientras encuentras una casa realmente adecuada.

Una vez que hayas visto tu lugar ideal y hayas encontrado la propiedad perfecta, compra.

El proceso de compra de una propiedad es un poco más complejo, y es necesario estar 100% seguro antes de afrontarlo.

Por supuesto, la compra tiene sus ventajas, como la obtención del visado de inversor si inviertes más de 500.000 euros en tu compra de bienes raíces.

 

Abrir una cuenta bancaria

 

La apertura de una cuenta bancaria española es un aspecto crucial dentro de tu proceso de reubicación. Porque deberías hacerlo sí o sí. ¿Por qué?

En primer lugar, porque te ahorrará dinero. Evitarás los gastos al sacar dinero de un cajero automático o al pagar cualquier precio. Y, por supuesto, evitarás la tediosa conversión de moneda y los posibles cargos asociados.

Pero no sólo eso. Muchos proveedores de servicios en el país, como las compañías telefónicas o de servicios públicos, no te aceptarán como cliente a menos que pagues con una cuenta bancaria española.

Así que abrir una es el camino a seguir.

¿Cuáles son los requisitos?

De hecho, es muy simple. Sólo tendrás que presentar tu pasaporte o documento de identidad, prueba de tu dirección (en España), prueba de tu situación laboral (si estás en el paro puedes usar cartas del gobierno que confirmen que obtienes ayuda financiera de ellos), y algunos bancos te exigirán un certificado de no residente si pasas menos de 6 meses al año en España.

Incluso puedes abrir tu cuenta bancaria mientras estás en el extranjero. Aprende aquí cómo hacerlo.

 

Impuestos

 

El gran dolor de cabeza para muchos. Porque no importa si eres residente o no en el país, tendrás que pagar impuestos al final del año y presentar tu declaración de impuestos.

¿Pero cómo funciona y cuáles son esos impuestos que hay que pagar?

Como puedes ver, hay una primera distinción entre residentes y no residentes. Si pasas más de 183 días al año en el país (y por lo tanto te conviertes en residente), pagarás impuestos por la renta obtenida a nivel mundial, y lo harás en España.

Pero gracias a los convenios de doble imposición no tendrás que pagar dos veces (primero en el país donde generó la renta y segundo en España), únicamente en el territorio español.

El impuesto básico que se paga en España es el impuesto sobre la renta, que va del 19 al 45% dependiendo de la cantidad de dinero que se gana al final del año.

Pero hay otros impuestos que pueden afectarte dependiendo de tus operaciones, como el impuesto de sucesiones, el impuesto sobre el capital o el impuesto de no residentes.

Pulsa aquí y accede a una lista completa con todos los impuestos para extranjeros y sus porcentajes exactos.

 

Pide ayuda especializada para moverte a España

 

Y hasta aquí todo lo que debes saber para trasladarte a España y empezar tu nueva vida en el país.

Aunque este territorio ofrece las condiciones perfectas para ello, como puedes ver existen muchos puntos clave a considerar. Es por eso que conseguir la ayuda adecuada es crucial: te hará la vida más sencilla.

En Balcells Group queremos despejarte el camino y ayudarte a comenzar a vivir en el país de la manera más fácil posible. Así que si tiene alguna duda o necesita ayuda experta con cualquier tema que hayamos cubierto hasta ahora, no dude en contactarnos.

¡Nuestro equipo estará encantado de ayudarte!

 

Quiero hablar con un experto

 

 

0/5 (0 Reviews)
Share via
Copy link