Si eres un expatriado viviendo en España y quieres crear tu negocio pero no sabes cómo, entonces este artículo es para ti. Prepárate para aprender cuáles son todos los pasos necesarios para crear una empresa en España como extranjero. ¡Tu compañía puede estar más cerca tuyo de lo que crees!

 

Antes de Empezar: ¿Qué tipo de Empresa Debería Escoger?

 

Antes de empezar el proceso de constitución de la empresa, debemos decidir cuál será su tipología.

Existen diferentes estructuras empresariales en España, y cada una de ellas tiene sus propias características. Sin embargo, únicamente nos centraremos en aquellas más relevantes y más comúnmente escogidas: 

  • Autónomo. Si eres un emprendedor con intención de llevar a cabo tu actividad de forma independiente, esta será la mejor alternativa. El principal punto positivo es que no existe ningún requerimiento en términos de capital a aportar en el momento de constitución. La parte negativa es que responderás de forma personal e ilimitada frente a todas las obligaciones, presentes y futuras, de tus operaciones.

En cuanto a impuestos, el autónomo paga impuesto sobre la renta (IRPF)

  • Sociedad Limitada. Esta es, sin lugar a duda, la estructura más popular en el territorio español. ¿A qué se debe? A su flexibilidad y sencillez en el proceso de registro, demandando únicamente 3.000€ como capital inicial. La responsabilidad queda limitada al capital aportado. 

 

  • Sociedad Anónima. Esta estructura suele quedar reservada para las grandes corporaciones que cotizan en bolsa (IBEX 35). Se caracteriza por una estructura mucho más rígida, con sistema de votos en junta general. Además, requiere 60.000€ como capital inicial en el momento de su constitución. 

Tanto sociedad limitada como anónima tributan por el impuesto de sociedades

 

PASOS PARA CREAR UNA EMPRESA EN ESPAÑA

 

Podemos identificar, principalmente, 6 pasos para la creación de una compañía en España:

 

 

1. Conseguir el número NIE

 

Lo primero que debemos hacer como extranjeros es conseguir el número NIE. Se trata de un número de identificación que te permitirá, entre otras acciones, abrir una cuenta bancaria, estar identificado desde el punto de vista impositivo, etc. El NIE es lo más importante para poder operar de forma libre en España.

El proceso de solicitud del NIE es realmente sencillo. El plazo en el que se puede obtener dependerá de si eres ciudadano de la Unión Europea o no. Pues se tardan de 3 a 5 días laborales en conseguir el NIE para los miembros de países fuera de la UE, mientras que el plazo contrario dependerá de la disponibilidad de la Oficina de Extranjería en dar cita.

 

2. Nombres de la empresa

 

Vas a tener que hacer un listado con 3 nombres posibles para tu empresa. Éstos deberán ser enviados al Registro Mercantil para comprobar su disponibilidad (ver que no exista ninguna otra empresa registrada bajo esa misma nomenclatura).

Si están disponibles, se aceptará uno de los tres, dependiendo del orden de preferencia con el que los hubieras mandado. Este proceso puede durar unas 48 horas.

Nos estamos refiriendo al nombre oficial de la compañía, el nombre que aparecerá en facturas y en otros documentos oficiales.

Sin embargo, puedes pedirle al registro que añada un nombre adicional para que sea usado en situaciones de carácter no legal.

 

3. Abrir una Cuenta Bancaria Para tu Empresa

 

Ahora que ya tienes el número NIE, la creación de una cuenta bancaria con cualquier entidad será una tarea sencilla.

Asumiendo que eliges como estructura societaria la Sociedad Limitada, vas a tener que aportar 3.000€ para la constitución de la empresa, cantidad monetaria que deberás disponer en un depósito en la cuenta recién creada.

Sin lugar a dudas esta cantidad de dinero aportado no será dinero perdido: podrá ser usada para las operaciones diarias de la empresa.

Esta contribución monetaria generará un certificado bancario que demuestra dicha aportación. ¡Guarda muy bien ese documento! Pues deberás llevarlo al notario el día de la constitución.

 

4. Definiendo los Accionistas de la Empresa

 

Llegados a este momento debemos decidir quiénes y cuántos serán los accionistas de la empresa. Además, deberemos determinar quien ocupará el cargo de director. 

En este sentido, existen dos tipos distintos de directores. 

En primer lugar encontramos al director mercantil. No necesita tener un salario ni un permiso de trabajo, pero una vez al año debe firmar la contabilidad anual derivada de las operaciones empresariales. 

La contrapartida a que el director adopte esta naturaleza es que, legalmente, se requiere entonces que haya un trabajador bajo la estructura empresarial. 

Sin embargo, lo que muchas empresas suelen hacer es disponer de un director que agrupe bajo de sí funciones tanto corporativas como de trabajo, eliminando de este modo la necesidad de contratar un trabajador de nivel inferior en la jerarquía.

 

5. Ir al Notario Para Firmar la Escritura Pública

 

Una vez tengamos todos los documentos anteriormente mencionados (número NIE, certificado del banco y certificado del Registro Mercantil), el siguiente paso es acceder al notario para firmar la escritura pública. 

Si confías en nostoros para todo el proceso de creación de tu empresa en España, nos encargaremos de coordinar y representarte ante el notario, consiguiendo todas las citas con las instituciones legales que intervienen en el proceso de constitución. No vas a tenerte que preocupar por nada. 

Posteriormente, el notario registrará a la empresa en el Registro Mercantil de forma oficial. Este proceso puede durar 3 semanas. 

 

6. Ir a la Agencia de Impuestos

 

Una vez firmada la escritura pública ante notario, deberás ir a la Agencia Tributaria para registrar toda la documentación y solicitar un número de identificación fiscal provisional de tu compañía. 

Y, finalmente, ¡todo listo!

 

Esto ha sido una breve guía para expatriados que pretenden empezar su empresa en el territorio español. Vas a tener que realizar estos 6 pasos para crear tu compañía. Y, aunque después de leer este post pueden parecer trámites sencillos, es cierto que el proceso se puede tornar un tanto tedioso por momentos. 

Ese es el motivo por el cual te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros para que podamos ayudarte a arrancar tu negocio lo antes posible. 

¡QUIERO CREAR MI EMPRESA AHORA!