fbpx

Son muchos los beneficios que esta opción supone. No sólo facilita y agiliza en gran medida el proceso, sino que también puede ser algo muy positivo a nivel emocional. Tener la doble nacionalidad en España es algo que muchos extranjeros buscan, y en este artículo descubrirás todo lo que necesitas saber al respecto. Veremos el listado completo de países que pueden obtenerla, cuáles son sus principales beneficios, y qué hacer si ya se tienes la doble nacionalidad de dos países diferentes pero ahora quieres consguir la española.

 

 

 

 

¿Permite España la doble nacionalidad?

 

Sí, el Código Civil español permite la doble nacionalidad, pero únicamente bajo determinadas circunstancias.

Como norma general, cuando se solicita y se concede la nacionalidad española por residencia, se debe renunciar a la nacionalidad que ya se poseía anteriormente.

No obstante, existe una excepción: los ciudadanos procedentes de países iberoamericanos (antiguas colonias españolas), Guinea Ecuatorial, Filipinas y Portugal pueden mantener tanto su nacionalidad original como la española al conseguir ésta última.

*Guyana, Trinidad y Tobago, Jamaica y Haití no se consideran países iberoamericanos a estos efectos, pero sí Puerto Rico.

Así, por ejemplo, si eres titular de un pasaporte británico, tendrás que renunciar a la nacionalidad inglesa para poder conseguir la española.

 

¿Qué países pueden tener doble nacionalidad con España?

 

A continuación puedes encontrar el listado completa de todos los países que tienen un convenio especial con España y que les permite no tener que renunciar a su nacionalidad original al obtener la española (y por ende disponer de doble nacionalidad):

  • Andorra
  • Argentina
  • Bolivia
  • Brasil
  • Chile
  • Colombia
  • Costa Rica
  • Cuba
  • República Dominicana
  • Guinea Ecuatorial
  • Ecuador
  • Filipinas
  • Guatemala
  • Honduras
  • México
  • Nicaragua
  • Panamá
  • Paraguay
  • Perú
  • Portugal
  • Puerto Rico
  • El Salvador
  • Uruguay
  • Venezuela
  • Francia

Si tu país no está en esta lista, deberá renunciar primero a tu nacionalidad de origen para poder obtar a la española.

 

 

Doble nacionalidad española y francesa

 

En marzo de 2021, una iniciativa que se venía negociando desde 2019 entre Pedro Sánchez (presidente de España) y Emmanuel Macron (presidente de Francia) se hizo finalmente efectiva a nivel legal.

A partir de entonces, España y Francia sí tienen activo un acuerdo de doble nacionalidad por el que sus ciudadanos pueden obtener la del otro país sin renunciar a la suya.

Esta medida podría beneficiar a más de 300.000 ciudadanos españoles en Francia y a más de 150.00 franceses en España.

 

Principales beneficios de tener la doble nacionalidad

 

¿Por qué es tan útil tener dos pasaportes diferentes al mismo tiempo (ambos con validez legal)? He aquí algunas de las razones más importantes:

  • Libre circulación y entrada a todos los países de la Unión Europea (pudiendo establecerte legalmente e los mismos en tiempo record)
  • Para aquellos países que te exigen solicitar un visado para entrar como turista según tu nacionalidad de origen, puedes encontrarte que con la española eso no sea necesario (esto aplica a más de 150 países)
  • Posibilidad de transmitir esa doble nacionalidad a tus hijos o familiares directos
  • Seguir siendo ciudadano de tu país de origen, lo que significa mantener vivas tus raíces y tu conexión emocional con éste

 

Cómo renunciar a tu antigua nacionalidad

 

Como acabamos de ver, este trámite de renuncia será necesario en la gran mayoría de los casos en los que el extranjero solicite la nacionalidad española.

¿Cómo hacerlo?

Aunque eso dependerá en gran medida del país de origen, hay algunas pautas generales que son aplicables de todos modos.

En primer lugar, deberás entrar en España, conseguir un permiso de residencia dentro de las distintas opciones y vivir en el país durante el periodo de tiempo necesario hasta que puedas solicitar la nacionalidad.

Recuerda que este periodo de tiempo puede ser de 1, 2, 5 o 10 años en el caso general.

Transcurrido ese tiempo, y siempre que hayas permanecido de forma continuada en el país, podrá iniciar la solicitud. Una vez aceptada tu solicitud por parte del Ministerio de Justicia, antes del proceso de jura tendrás que renunciar a tu antigua ciudadanía (la del país de origen).

Para ello será necesario acudir al consulado o embajada de tu país de origen y firmar los papeles correspondientes en los que declara su voluntad e intención de deshacerte de tu antiguo pasaporte.

A partir de ese momento, tu antigua nacionalidad y pasaporte no serán válidos y no podrás utilizarlos en ningún sitio.

 

 

¿Cuáles son las implicaciones legales de tener doble nacionalidad?

 

Esto es algo de crucial importancia, y que debes considerar si estás a punto de conseguir una segunda nacionalidad.

Tener dos nacionalidades diferentes significa que mantienes, al mismo tiempo, una relación jurídica con dos países diferentes (ya que eres nacional de ambos).

Así, te podrás estar preguntando: ¿significa eso que debo cumplir con las leyes de ambos al mismo tiempo y responder en consecuencia?

No, ya que eso sería realmente complicado (se te podría exigir X según la ley del primer país, y otra completamente distinta según el reglamento del segundo).

Por eso, la gran mayoría de los tratados de doble nacionalidad establecen que la legislación aplicable es la del país en el que se vives o tienes residencia.

Esto evitará cualquier contradicción y te permitirá saber qué hacer en cada situación.

 

Obtener la nacionalidad española teniendo doble nacionalidad de otros países

 

En el caso de que tengas dos nacionalidades (digamos, americana-mexicana, o italiana-argentina), tendrás que solicitar la nacionalidad española con la misma que utilizaste para entrar en el país.

Es decir, no es posible entrar con una ciudadanía y solicitarla con la otra.

¿Por qué alguien querría hacer eso?

Porque si eres de ciertos países con los que España tiene acuerdos (como los latinoamericanos), puedes beneficiarte de una reducción en los años necesarios para obtener la nacionalidad en el territorio español, y empezar tu solicitud tras dos años en el país (en lugar de 10).

Además, ser de una de estas antiguas colonias españolas te exime de la necesidad de hacer el examen DELE (el examen de lengua española). Así que aquí podemos encontrar otro importante beneficio que vale la pena considerar.

No obstante, existen otro tipo de ventajas desde el lado opuesto.

Si entras con cualquier nacionalidad europea (como la italiana o alemana), lo tienes mucho más sencillo para conseguir la residencia en el país (a través del certificado de registro de la UE).

Por eso debes asegurarte de tener en cuenta las consecuencias tanto a corto como a largo plazo.

Hay algo que es totalmente cierto: la ley exige que debes formalizar tu solicitud con la misma ciudadanía con la que obtuviste el número NIE y el permiso de residencia.

Por lo tanto, si prefieres evitar el periodo de 10 años pero sabes que los requisitos para conseguir la residencia en el país serán más compejos, entra con tu nacionalidad latinoamericana.

*Puedes evitar la prueba de idioma español sin importar la nacionalidad con la que hayas entrado.

 

Si tiene alguna duda o necesitas ayuda de nuestros abogados de inmigración, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Estamos a su entera disposición las 24 horas del día:

 

Quiero hablar con un abogado

 

0/5 (0 Reviews)
Share via
Copy link
Powered by Social Snap