fbpx

Tanto si pretendes visitar el país por un periodo corto de tiempo como si tu intención es quedarte en España a vivir y trabajar a largo plazo, hay un paso previo muy importante que deberás realizar en ambos casos: entender cuál es el visado que necesitas.

Así, en este artículo te lo ponemos fácil.

Haremos un repaso a todos los tipos de visados que existen para viajar y emigrar a España juntamente con sus requisitos y proceso de solicitud  Tras leer este post sabrás cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades.

Qué visado necesito para viajar a España?

 

Te encuentres en la situación en la que te encuentres, lo más probable es que necesites una visa para viajar a España. Pero ahora la pregunta importante es, ¿cuál? De entre todas las opciones que existen (que como ahora veremos no son pocas), ¿qué visado debo solicitar exactamente?

La respuesta depende en gran medida de dos puntos fundamentales:

  1. Qué quieres hacer exactamente en el país: ya sea vivir, trabajar, estudiar o simplemente realizar turismo y visitarlo durante pocos días o semanas
  2. Cuánto tiempo pretendes quedarte en España, marcando una gran diferencia si te quedas menos o más de 3 meses

Combinando estas dos variables es posible determinar exactamente qué visado vas a necesitar.

A continuación analizamos todos los detalles.

Tipos de visados en el territorio español

 

A nivel general, encontramos tres grandes grupos de visados diferentes. Ten en cuenta que los del tercer grupo (larga duración), por más que reciban el nombre de visado en muchas ocasiones, son permisos de residencia con todas sus características, por lo que comprender al detalle los puntos que ahora veremos será fundamental.

Veamos pues cuáles son estos tres grupos y sus principales diferencias.

 

Visado de turista (o de corta duración)

 

En primer lugar encontramos el visado más típico: el visado de turista, también conocido como visado Schengen visado de corta duración.

Son los visados de tipo C.

Esta es la visa que vas a tener que solicitar siempre y cuando pretendas visitar España durante un periodo inferior a 90 días por semestre. Ya sea para quedarte una semana en Barcelona o Madrid mientras descubres la ciudada como 2 meses visitando a tu familia, esta será tu opción; y será el documento que te pidan en el control fronterizo del aeropuerto una vez tu avión aterrice.

Pero encontramos una distinción importante.

Si bien es cierto que permaneciendo menos de 3 meses en el territorio español adquirirás la condición de turista, es posible que no debas solicitar ningún tipo de documento físico (visado) para poder entrar en el país.

Pues España (y la Unión Europea en general) disponen muchos convenios con terceros países para facilitar la entrada y salida de sus nacionales.

Puedes encontrar aquí el listado de países que sí deben solicitar un visado para entrar a España como turistas.

Como es lógico, en caso de ser ciudadano de un estado miembro de la UE, Espacio Económico Europeo o Suiza no necesitarás solicitar ningún tipo de visado ya que estos ciudadanos disponen de libre entrada.

 

¿Qué te permite hacer el visado Schengen?

Este visado de turista te permitirá permanecer en España durante la duración de tu viaje (que debe ser inferior a 90 días), pero no podrás trabajar ni realizar ningún tipo de actividad económica.

Para ello deberías solicitar un visado del tercer grupo (de larga duración).

No obstante, si podrás realizar cualquier tipo de actividad formativa o estudiar un curso cuya duración sea, de nuevo, inferior a 3 meses; además de prácticas no laborales.

Y, además de eso, también permite la realización de negocios puntuales (como atender una feria o reunirse con clientes con lo que se conoce como visado de negocios), visitas a familiares, realización de tratamientos médicos o actividades de voluntariado con duración inferior a 3 meses.

La necesidad de entrara a España por tránsito territorial y aeroportuario también está recogida bajo este visado de corta duración.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un visado de turista?

En el caso en el que tu país se encuentre en el listado que hemos visto anetiormente, deberás asegurarte de cumplir con los siguientes requisitos y documentos:

  • Formulario de solicitud del visado de turista, que deberás rellenar debidamente y que puedes encontrar aquí para descargar
  • Pasaporte, que debe ser vigente
  • Dos fotografías en formato carné
  • Carta de invitación en caso de que te quedes con familiares o amigos en España, o reserva del hotel/apartamento en el caso de que te hospedes en un alojamiento de este tipo (siempre con constancia de las fechas de tu estancia en la reserva)
  • Billetes de avión, que deben ser de ida y de vuelta
  • Seguro médico de viaje con cobertura completa en España
  • Comprobante conforme dispones de medios económicos suficientes para costearte el viaje
  • Pago de la tasa correspondiente, que es de 80€

Deberás realizar la solicitud de manera personal la Misión Diplomática u Oficina Consular española en la demarcación en la que residas. Puedes encontrar la más cercana a ti aquí.

 

Puedes seguir leyendo para más información, o preguntar cualquier duda a nuestros abogados a través del siguiente enlace:

     

    Visados de tránsito (tipo A)

     

    Hasta ahora hemos repasado los visados que permiten realizar estancias como turista en el país. Pero existe otra modalidad similar que permite estar en del territorio español durante un tiempo muy limitado si esta pequeña visita a España supone una escala dentro de un viaje a otro país.

    Es decir, supongamos que procedes de un país latinoamericano y que pretendes viajar a otro país de fuera de la UE, pero que para ello tu avión hace escala en España. En estos casos deberías solicitar uno de los visados siguientes para poder permanecer en el territorio español entre vuelo y vuelo.

    De manera más concreta, encontramos:

    Visas de tránsito aeroportuario

    Es el visado para aquellos extranjeros que hacen escala en España dentro de un viaje más largo a otro país en avión.

    Este vaso de tránsito aeroportuario les permitirá quedarse en el aeropuerto de España en cuestión durante su escala.

    Visa de tránsito marino

    En el caso de que el viaje se produzca por via marítima, este visado permite al extranjero hacer escala en un puerto marítimo español.

     

    Visa de tránsito territorial

    Finalmente, si el extranjero necesita atravesar el territorio español por tierra como parte de un viaje más largo, este sería el visado a solicitar.

    En este caso se permite permanecer en el territorio nacional un máximo de 5 días.

     

    Visado de estudiante

     

    Encontramos también el caso de todos aquellos extranjeros que desean estudiar en España, algo muy habitual y demandado.

    Ya sea para cursar una carrera universitaria, máster o un curso de idiomas, estudiantes de todo el mundo deciden hacerlo en el territorio español por todas las ventajas que el país ofrece.

    En estos casos el extranjero debe solicitar un visado de estudiante, aunque no siempre será necesario:

    • Si los estudios durarán menos de 3 meses, el visado de turista será suficiente y no es necesario solicitar visado de estudiante
    • Si la duración es de entre 3 y 6 meses, entonces deberá conseguir un visado de estudios de corta duración
    • Y, finalmente, si el curso dura entre 6 y 12 meses, un visado de estudios de larga duración (en este caso el extranjero además conseguiría una tarjeta física o TIE)

    En cualquier caso, si termina el curso académico pero los estudios siguen o si el extranjero pasará a una formación superior (por ejemplo de carrera a máster) deberá realizar una prórroga de la estancia por estudios.

    Esta última palabra, estancia, cobra gran importancia en el momento de definir la situación legal del extranjero durante dichos estudios.

    Pues a diferencia de un periodo de residencia, el periodo de estancia no cuenta para la nacionalidad española (aunque si para la residencia de larga duración, aunque ene este caso cada año contaría únicamente la mitad).

    Visado de larga duración

     

    En el caso de querer vivir, trabajar, estudiar o investigar en el territorio español por un periodo superior a 90 días, es necesario solicitar un visado de larga duración.

    Son los conocidos como visados tipo D.

    Esto será así a menos que se proceda de un país de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza. En estos casos se deberá solicitar el certificado de registro de la UE bajo un proceso mucho más ágil y simple.

    Este visado de larga duración es el paso previo a conseguir un permiso de residencia. Es decir, se trata del documento con el que el extranjero podrá entrar a España una vez le hayan aprobado la solicitud de residencia en el consulado español ubicado en el país de origen (por lo que la gran mayoría de solicitudes se realizan desde el país de origen).

    Con este visado podrá cruzar la frontera español para finalmente introducir sus huellas y recoger su tarjeta de residencia física.

    No obstante, encontramos diferentes tipologías de visados de larga duración.

    Según los planes que el emigrante tenga en el país y su situación particular escogerá una u otra, pues los requisitos variarán en gran medida.

    ¿Cuáles son los visados de larga duración?

    Visado de residencia no lucrativa

    En caso de no querer realizar ningún tipo de actividad económica, la residencia no lucrativa es la mejor opción.

    Es decir, es un tipo de residencia que no permite trabajar en el país.

    Para solicitarla deberás disponer de suficientes medios económicos en tu cuenta bancaria (mínimo 27.000€), y disponer de un seguro médico privado.

    Su duración es de 1 año, con la posibilidad de renovar para 2 de manera indefinida si se mantienen los requisitos iniciales.

    Visados de trabajo

    Por otro lado, en caso de querer trabajar de manera legal en España deberás solicitar un visado de trabajo.

    Encontramos dos tipos diferentes:

    • Permiso de trabajo por cuenta ajena, cuando el extranjero encuentra una empresa o empleador que le quiera contratar (es decir, trabajará para una empresa en España)
    • Permiso de trabajo por cuenta propia, para desarrollar tareas como profesional independiente o autónomo

    Te dejamos aquí una guía completa con todos los requisitos y proceso legal para conseguir este visado.

    Visado de reagrupación familiar en régimen general

    Es muy común que el extranjero que ya se encuentra en España de manera legal quiera traer consigo a sus familiares.

    Mediante la reagrupación familiar en régimen general este proceso es posible.

    Siempre y cuando lleve ya como mínimo 1 año de residencia legal en España, el extranjero podrá reagrupar a sus familiares directos siempre y cuando dependan de él o ella económicamente.

    De manera más concreta hablamos de cónyuge, hijos menores de 18 años y padres mayores de 65.

    Visado de reagrupación familiar con un ciudadano de la UE

    Pero este proceso de reagrupación es mucho más sencillo si el reagrupante es ciudadano español o de cualquier país de la Unión Europea.

    Pues en esos casos el ciudadano extracomunitario conseguiría una tarjeta de residencia por 5 años (que permite trabajar) conocida como tarjeta comunitaria.

    El caso más habitual es aquel en que el ciudadano de la UE y el extracomunitario se casan o constituyen pareja de hecho para realizar esta reagrupación comunitaria.

    Visado de inversor

    Existe un tipo de visado muy popular en los últimos años que te permite residir y trabajar en el país (demás de traer a tus familiares contigo) a la vez que ofrece requisitos muy simples.

    El visado de inversor (también conocido como golden visa) es la residencia concedida a los extranjeros que desean invertir en bienes inmuebles ubicados en España (aunque también es posible solicitar este visado si se invierte en acciones de empresas o bonos).

    La cantidad mínima de inversión para poder realizar este procedimiento es de 500.000€, y una de sus principales ventajas es que se puede solicitar directamente desde España.

     

    Residencia de larga duración

    Finalmente encontramos la anteriormente conocida como residencia permanente.

    La residencia de larga duración es el objetivo para muchos: se trata del permiso que consigue el extranjero cuando lleva viviendo en España durante 5 años y que le permite vivir de manera indefinida en el país, simplemente teniendo que renovar su tarjeta cada 5 años.

     

    Y hasta aquí todos los visados que pudes solicitar en España. Recuerda que si necesitas asesoramiento legal por parte de nuestros abogados de extranjería, simplemente tienes que entrar en el siguiente enlace y ponerte en contacto. Analizaremos tu caso particular al detalle, proporciónandote el camino a seguir para emigrar al territorio español de manera fácil, y presentaremos todos los documentos por ti:

    Quiero hablar con un abogado de inmigración

     

    0/5 (0 Reviews)
    Share via
    Copy link
    Powered by Social Snap