fbpx

Muchos extranjeros que quieren vivir y trabajar en España cometen el mismo error. Asocian la capacidad de trabajar legalmente en el país con la necesidad de conseguir un permiso de trabajo.

Esto, sin lugar a dudas, genera muchos problemas, pues en la gran mayoría de casos es muy complicado conseguir un permiso de trabajo regular, con requisitos que parecen casi imposibles de cumplir.

Es en esos momentos en los que el extranjero se ve obligado a buscar alternativas, y en este artículo veremos las principales.

La realidad es que existen una serie de autorizaciones de residencia que, no siendo permisos de trabajo estrictamente hablando, también permiten trabajar de manera legal.

Por lo que puedes evitar la necesidad de pasar pos los complicados y extensos requisitos de un visado de trabajo, pero lograr desarrollar una actividad profesional o laboral en el país de todos modos con estas alternativas.

Conocer cuáles son será fundamental, pues es muy probable que en este caso sí puedas optar a alguno de estos permisos por sus requisitos más flexibles.

Así, veamos cuáles son las diferentes autorizaciones y permisos de residencia que permiten trabajar legalmente en España.

Permisos de residencia con los que puedes trabajar en España

 

A continuación veremos las 5 autorizaciones de residencia que permiten trabajar de manera legal en el territorio español, además de revisar los principales permisos de trabajo alternativos.

Arraigo social

 

Esta es sin lugar a duda una de las vías más comunes que los extranjeros no comunitarios en España siguen para regularizar su situación en el país y conseguir la residencia.

Tanto es así, que a día de hoy es también una gran alternativa para poder conseguir la capacidad de trabajar legalmente.

El arraigo social (la autorización de residencia por circunstancias excepcionales) te otorgará la posibilidad de vivir y trabajar en España durante un año.

Para poderlo solicitar deberás haber vivido durante 3 años en el territorio español de manera irregular, carecer de antecedentes penales y demostrar tu vínculo con la sociedad española y su cultura.

Así, te permitirá trabajar ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia.

Tal y como te comentamos en este artículo completo sobre el arraigo social, tienes dos alternativas:

 

Tarjeta comunitaria

 

La tarjeta comunitaria es una de las autorizaciones de residencia con mayores beneficios dentro del reglamento de extranjería.

Se trata del permiso concedido a las parejas de hecho, cónyuges (es decir, unidas por matrimonio) e hijos de ciudadanos Españoles o de cualquier país de la Unión Europea que residen en España.

Así, uno de sus principales beneficios es que la tarjeta que consiguen los no comunitarios a través de este procedimiento no es ni para un año ni para dos: es para 5 (con posibilidad de renovar posteriormente).

Pero, además, otra de las grandes ventajas es que otorga la capacidad de trabajar.

 

Visado de inversor o golden visa

 

La golden visa se ha convertido en la mejor alternativa para inversores de todo el mundo que desean conseguir su residencia en España a cambio de realizar una inversión en bienes inmuebles equivalente o superior a 500.000€.

Uno de los principales beneficios de este visado por dos años, además de su simplicidad en cuanto a requisitos, es que otorga la capacidad de trabajar tanto por cuenta ajena como por cuenta propia.

Pero, además, también podrán trabajar de manera legal los familiares con los que el inversor principal haga una solicitud conjunta (es decir, cónyuge y/o hijos).

Por lo tanto, si además de mudarte a España estás planeando comprar una vivienda en lugar de vivir en alquiler, esta opción puede ser totalmente positiva para ti y tu familia.

 

Visado de estudiante

 

Otra de las vías con las que podrás trabajar en España es mediante el visado de estudiante.

Si bien es cierto que mientras duren tus estudios únicamente puedes trabajar mediante prácticas curriculares o extracurriculares, aquí encontramos por ende otra alternativa disponible para el extranjero.

En ese sentido, tan solo podrás realizar prácticas en un total de 20 horas por semana (teniendo en cuenta que el total de horas de clase más prácticas no puede superar a 40).

Estas prácticas pueden llegar a ser remuneradas.

Además, el visado de estudiante puede convertirse en el camino hacia un permiso de trabajo regular; pues tras terminar tus estudios podrás modificar a permiso de trabajo o a permiso de residencia para la búsqueda de empleo (residencia con la que puedes quedarte en España un año mientras buscas trabajo o preparas tu propio proyecto empresarial).

En este post te explicamos cómo pasar de visado de estudiante a residencia y trabajo paso a paso.

 

Residencia para prácticas profesionales

 

Finalmente, existe una opción no muy conocida por su reciente introducción en 2018, pero que puede ser otra gran alternativa para entrar al mundo laboral español por primera vez.

La residencia para prácticas profesionales es la autorización que te permite trabajar por cuenta ajena de manera más simple.

Tanto si acabas de terminar tus estudios como si estás estudiando, y tanto si estos estudios tienen o han tenido lugar en España o en tu país de origen, es posible solicitar esta residencia para hacer prácticas en una empresa Española.

El requisito fundamental que deberás cumplir es haber estado estudiando estudios de grado superior (como una carrera o máster) durante los últimos dos años, o estar haciéndolo en el momento presente.

El proceso de solicitud es muy rápido, con resoluciones en 1 mes o incluso menos, y puede hacerse de manera totalmente telemática tanto desde España como desde tu país de origen.

Puedes acceder a todos los requisitos y proceso de solicitud legal de esta residencia aqui.

 

Las alternativas al permiso de trabajo regular

 

Para terminar con este listado, también es importante hacer mención a las principales alternativas al permiso de trabajo regular.

Como ya sabemos, solicitar un permiso de trabajo por cuenta ajena puede convertirse en un proceso casi imposible por la existencia de la lista de escasez que respeta la situación nacional de desempleo, y por ende la poca oferta de puestos de trabajo para extranjeros.

Por otro lado, la autorización de residencia y trabajo por cuenta propia también suele generar solicitudes rechazadas por la falta de una idea de negocio que cumpla con los requisitos exigidos por parte de la administración.

Pero existen dos alternativas bajo la ley de emprendedores que pueden ser la vía que tu como extranjero necesitas.

 

Recuerda que si tienes cualquier duda, nuestros abogados de extranjería las responden todas de manera inmediata y te asesoran legalmente paso a paso:

 

Quiero hablar con un abogado

 

 

0/5 (0 Reviews)
Share via
Copy link
Powered by Social Snap