Como en cualquier economía bajo el Estado del Bienestar, España cobra impuestos para poder financiar el gasto público. Sanidad, pensiones, educación pública… estas son algunos de los ámbitos sostenidos mediante la recaudación fiscal. Pero, ¿qué impuestos se pagan en España exactamente? En este pos te resumiremos cuáles son los impuestos en España para el 2019.

 

TODOS LOS CIUDADANOS Y EMPRESAS PAGAMOS IMPUESTOS

 

En primer lugar debemos entender que, tanto empresas como ciudadanos debe pagar de forma obligatoria sus impuestos; tal y como exige la ley.

Así, el sistema impositivo español es de los más extensos en toda Europa, convirtiendo a España en el cuarto país de toda la Unión Europea en el ranking de los que mayores porcentajes cobran.

¿Y de qué forma se hace?

A día de hoy, la clasificación general de los impuestos pagados en el Estado español se divide en dos tipos: impuestos directos e impuestos indirectos.

  • Los impuestos directos, (por ejemplo el IRPF) o a las entidades (Impuesto de Sociedades, por ejemplo); en función de su renta o patrimonio.
  • Los impuestos indirectos, por el contrario, se aplican sobre las transacciones económica (por ejemplo, el IVA), grabando servicios o bienes de consumo.

IMPUESTOS EN ESPAÑA SEGÚN CÓMO EJECUTEMOS NUESTRA ACTIVIDAD ECONÓMICA

 

Sin embargo, los tipos impositivos que pagan unos y otros son distintos, y entender exactamente que qué impuestos se pagan será fundamental, entre otras cosas, al decidir entre desarrollar nuestra actividad económica como autónomo o bajo una sociedad. Pues esta diferencia monetaria puede distorsionar nuestra elección y hacernos decantar por una vía más que por la otra, al ser más ventajosa para nuestro caso particular.

Así, veamos cuáles son los tipos de impuestos en España según seamos autónomos o sociedades:

IMPUESTOS EN ESPAÑA PARA AUTÓNOMOS

 

La fiscalidad para los autónomos en España durante 2019 se compone principalmente por 5 impuestos diferentes, directos e indirectos:

 

IMPUESTO SOBRE LA RENDA DE LAS PERSONAS FÍSICAS o IRPF

 

El IRPF graba la renta obtenida durante un año por los residentes en España. Se trata de un impuesto progresivo; es decir, cuyo porcentaje aumenta a medida que nuestra renta sube. ¿Cuánto se paga por IRPF en 2019? Pues este tipo impositivo empieza por un 19% en el tramo más básico, llegando a un máximo de 45% a partir de 60.000 de base imponible.

Impuesto sobre el patrimonio (IP)

 

Este impuesto, pagado una vez al año, se paga en función del patrimonio empresarial bajo nuestro nombre. Si, por ejemplo, tengo un local en el que realizo mi actividad económica, debo pagar impuesto sobre el patrimonio. Si utilizo un ordenador, también. Encontramos una distorsión territorial aquí, pues no a todas las comunidades autónomas se paga lo mismo en referencia al IP (en la comunidad de Madrid, por ejemplo, no se paga).

Impuesto sobre sucesiones y donaciones (ISD)

 

Cada vez que un negocio pasa en manos de otra persona, ya sea por motivo de herencia o por donación, el nuevo titular debe pagar el impuesto sobre sucesiones y donaciones. Se trata de un impuesto cedido a las comunidades autónomas, y existe cierta desigualdad territorial: hay comunidades en las que este impuesto es más alto que en otras.

IVA (Impuesto sobre el valor añadido)

 

Este impuesto indirecto, el tan conocido IVA, graba consumos y transacciones. No es un impuesto subjetivo, pues pues se paga en función de la actividad que hacemos como empresarios individuales: ciertas actividades lo tienen y ciertas no. En este caso, el IVA no es un factor diferencial entre ejercer como autónomo o como sociedad, pues es un impuesto que se paga independientemente de la forma jurídica.

 

Impuesto sobre la renta de no residentes (IRN)

 

El Impuesto Para No Residentes graba, tal y como su nombre indica, la renta de aquellas personas físicas que no residen en el territorio español. Es decir, se aplica a aquellas personas que generen un ingreso en territorio español, pero operando fuera de él. Se considera no residente a la persona que vive menos de 183 días por año.

Si estás interesado en saber cómo optimizar tus impuestos en España como no residente… ¡No te pierdas nuestro post sobre la Ley Beckham en España!

IMPUESTOS EN ESPAÑA PARA SOCIEDADES

 

La recaudación de impuestos en España durante referida a las sociedades incluye dos impuestos extras a los vistos anteriormente, a la vez que mantiene el IVA:

Impuesto sobre Sociedades (IS)

 

El Impuesto sobre Sociedades es un impuesto directo que graba el resultado de la actividad económica de una empresa. A diferencia del IRPF, se trata de un impuesto único del 25%, cuatro fija y no progresiva. Es decir, gane lo que gane la empresa, siempre pagará un 25% sobre el beneficio.

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales

 

El ITP graba las diferentes operaciones que se dan a lo largo de la vida de una sociedad, por ejemplo ampliación o disminución de capital, fusiones, escisiones, etc.

Así, vemos como la diferencia principal entre realizar una actividad económica como autónomo o como sociedad radica principalmente en la progresividad del IRPF vs el tipo fijo del Impuesto de Sociedades.

Como regla general, aunque a la práctica hay muchos más factores a tener en cuenta (como los impuestos generados por el cobro de dividendos), podemos asumir que a niveles de renta baja es más recomendable operar como empresario individual, mientras que a niveles de renta alta, una sociedad supone un ahorro de impuestos.

¿QUIERES OPTIMIZAR TUS IMPUESTOS EN ESPAÑA ESTE 2019?

 

Ahora ya sabes cuáles son los principales impuestos que se pagan en España, tanto para individuos como para empresas.

Si estás pensando en constituir una empresa o ya tienes una, es muy probable que no estés optimizando al máximo tus impuestos y estés pagando de más.

¿Quieres saber cómo pagar menos impuestos en España? Pues deja que te ayudemos. ¡Pide una cita con nosotros para que nuestro abogado especializado en temas de derecho fiscal e impuestos analice tu situación!

QUIERO PAGAR MENOS IMPUESTOS