El número de personas autónomas en España no para de crecer. Registrando tasas cada vez mayores con el paso de los años, el territorio español está sin duda dominado por pequeñas empresas. Este hecho hace que la legislación relacionada con el empresario individual tenga gran relevancia para todos nosotros. Desde principios de este año se han introducido una serie de cambios en la regulación que sin duda tendrán una gran incidencia tanto para los autónomos existentes como para aquellos que están a punto de registrarse. ¿Estás preparado para descubrir en qué consiste la reforma de autónomos del 2018 para el territorio español?

 

Los Cambios de la Nueva Reforma de Autónomos en España para el 2018

 

Las modificaciones fueron introducidas el pasado 1 de Enero de 2018 por parte del gobierno español. El conjunto de leyes aprobadas han sido diseñadas para hacer la vida del autónomo más fácil, además de intentar atraer a un mayor número de emprendedores. Estas modificaciones tienen incidencia tanto en temas fiscales como de seguridad social.

Los cambios introducidos han sido los siguientes:

  1. Tarifa Plana. La anterior tarifa plana queda ampliada a los 12 meses (frente a los 6 anteriores). La cantidad a pagar por parte del autónomo durante el primer año es de 50 €. De los 13 a 18 meses siguientes, la bonificación equivale al 50%, y de los 19 a 24, un 30%.
  2. Bonificación para la conciliación de la vida familiar. Varios cambios han sido aplicados para favorecer y mejorar todos aquellos aspectos familiares del autónomo tales como el cuidado de los hijos, baja de maternidad (periodo en el cual no se pagaría cuota de autónomo), etc.
  3. Reintegro de la bonificación. Aquellos miembros que quieran volver al mercado laboral lo van a tener mucho más fácil con la nueva reforma de 2018.
  4. Ventajas en la contratación de familiares, bajo ciertas condiciones, mediante el uso de bonificaciones en la cuota de autónomo. Por ejemplo, la ley hace más fácil la contratación de hijos con cierta discapacidad.
  5. Modificaciones pertenecientes al registro y cancelaciones. En este apartado han sido varios los cambios implementados. A partir de ahora, para calcular el pago correspondiente a la Seguridad Social, únicamente se tienen en cuenta los días que el autónomo trabaja, y no el mes entero como se hacia en el 2017.
  6. Deducciones de impuestos. Bajo ciertas condiciones, las utilidades pasan ahora a ser deducibles fiscalmente. Aquellas dietas y pernoctas sobre las que se pueda aportar factura, se hayan realizado mediante un pago electrónico y se hagan fuera del domicilio fiscal, pasan a ser deducibles en el IRPF.

El Positivo Impacto que la Reforma Puede Tener Para los Emprendedores Españoles

 

No debemos olvidar que es el marco legal el que establece las reglas del juego para el empresario. A partir de las mismas, será el trabajador autónomo el encargado de desarrollar su actividad de forma exitosa, pero recibiendo un fuerte condicionante por parte de la normativa.

Así, el Estado, mediante estas medidas, no solo consigue favorecer y mejorar la “calidad legal de trabajo” de los emprendedores, sino que además erige una estrategia de captación de nuevos autónomos. Y, al final del día, son éstos los que mueven nuestra economía.

Suponiendo una clara mejora respecto a la anterior reforma de 2017, la reforma de autónomos de Enero de 2018 va de la mano con el boom de empresarios individuales que España registra en los últimos meses, tanto de origen nacional como emprendedores extranjeros.

Esta aparente correlación positiva puede ser un claro indicio de lo positivas que resultan las medidas como esta.

 

¿Cómo crees que afectará la nueva reforma? ¡Déjanos tu opinión en la sección de comentarios!